hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

domingo, 9 de mayo de 2010

un cuento de la sirena y para compensar, un bello texto de Galeano.

Esos cuerpos nunca vistos los llamaban, pero los hombres nivakle no se atrevían a entrar. Habían visto comer a las mujeres: ellas tragaban la carne de los peces con la boca de arriba, pero antes la mascaban con la boca de abajo. Entre las piernas, tenían dientes.
Entonces los hombres encendieron hogueras, llamaron a la música y cantaron y danzaron para las mujeres.
Ellas se sentaron alrededor, con las piernas cruzadas.
Los hombres bailaron durante toda la noche. Ondularon, giraron y volaron como el humo y los pájaros.
Cuando llegó el amanecer, cayeron desvanecidos. Las mujeres los alzaron suavemente y les dieron agua de beber.
Donde ellas habían estado sentadas, quedó la tierra toda regada de dientes.(El Miedo/Galeano)





Con la ultima cerveza, Nahuel hizo el chiste. Dijo que a Luli habría que llamarla vagina dentada.
(El habia aprobado Antropologia en el CBC, antes de dejar para entrar en el call center, donde eran tan negreros como en un taller textil boliviano, pero los giles no se daban cuenta)
Yo mas o menos tenia el concepto, pero tumbados como estaban Nico y Alexis, habia que explicarles hasta el elefante trompita. Vagina dentada, dijo Nahuel. Muchos pueblos pensaron que las mujeres tenian dientes en la concha. (risas)
Tiene que ver con el psicoanalisis, con la castración.
Nico dijo ¿que es la castración? ¡como los perros!.
No boludo, es algo del miedo de perder...bueno, no te explico. Muchos pueblos, te decia pensaron en la mujer como devoradora.
¡Devoradora, devoradora! Eso lo cantaba la Lia Crucet- cantaba a los gritos Alexis (que es un amargo pero que cuando esta chupado se hace el jodón)
¡Devorame otra vez! siguio Alexis, en transe de joda, haciendose la Azucar Moreno.
Entonces tercié yo, que tenia un rencor doloroso, una nausea en la barriga por la Luli, porque nunca me daria bola, porque siempre le daba el celular y cada vez que la llamaba me decia ¿quien sos? y cada vez me daba cuenta de que  no le interesaba guardar mi numero, que me ninguneaba en el mesenger... Entonces, desde ahora la Luli sera "vagina dentada".
Yo le cuento esto, pero paso mucho tiempo, digamos tres meses de esta conversa, que ahora me viene a la mente.
Vio que el mundo da vueltas? Nos olvidamos de esa charla de borrachos.La Luli siguio siendo la hija de puta de la Luli.
Pero la otra vez subi al 37, iba solo al Bafici, porque a los del barrio no se los puede contar, todos se hacen los novios y te dicen que estan ocupados y a los amigos verga, ya ni nos reunimos para ensayar, el grupo se fue a la mierda, solo yo ensayo en mi casa cosas de La Renga, pero adios ensayos entre todos y eso que juramos , y ademas  imaginese, si no vienen a ensayar, menos al cine, en realidad no les interesa el cine, y en el laburo no enganché a nadie. Pero en el 37 estaba la Luli. Tambien sola. Tambien iba al Bafici. Ella habia elegido otra pelicula, pero a mi no me importó. Le dije que iba al mismo Atlas que ella, mientras arrugaba la entrada que habia comprado por internet para el abasto.Consegui, por que crei en ese momento que Dios estaba de mi lado. Error.
La pelicula era una  garcha. Y ella hablaba como para que la echaran del cine.Era la primera vez que me daba bola, realmente. Y yo estaba entre apocado y ganador.Que me importaba que la pelicula fuera lenta, en blanco y negro, y pareciera hecha por subnormales.La Luli me dio bola.
La cuestion es que le di el celular por decima vez y esa noche cuando llegue a mi casa me llamó ella.
El cielo con las manos.
Y un dia starbucks, donde me cobraron un cafe y un cacho de budin (dos cafes y dos cachos de budin) como cincuenta mangos y con el remis se hicieron cien, y yo tan contento como si me hubiera ganado la grande.
Es que ella era la grande. La mas grande. Esplendia la Luli.¿como que es esplendía? Le salia luz de todo el cuerpo, como a un dibujo de cristo, eso. Estaba esplendorosa.
Una diosa.
Cuando llego la ambulancia, yo habia perdido un monton de sangre, ella ya no estaba, creo que sabia, por eso uso mi celular para llamar al 911.
Se ve que me queria un poco, me dijo cuando se iba, me dijo que no guardaba mi celular porque no me  queria lastimar, que era a pesar de ella. ¿no vio la huella de su pie, marcada en el rojo plasteque de la sangre?
el amor lastima, fue lo ultimo que escuche antes de perderme en la noche negra, mientra miraba su breve pie, manchar con mi sangre la salida del cuarto..
Ud. dice que tengo todo aun?
que me voy a sanar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...