hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

miércoles, 19 de mayo de 2010

el viagra y el ocaso de una profesión olvidada.

Contaban a esta cronista un grupo de secretarias solteronas jubiladas, que se reunen para tomar el te en la confiteria Ideal de la calle Suipacha, que supo haber en el ocaso de sus carreras profesionales como secretarias ejecutivas senior, un oficio ejercido por hombres de edad que el progreso ha llevado al olvido, injustamente.
Asi como ya no se hayan linotipistas, tejedores de knitaxx, sombrereros, sastres de barrio, tampoco hay viejos mineteros, que oficiaban su arte con empuje, dignidad, sin recurrir a pastilla alguna, con la pericia que la necesidad otorga a los que se les niega otros saberes. Asi como el ciego es ducho en el oido, el viejo minetero era un erudicto de la lengua.
Ellas, las secretarias mayores,  sabian reconocerlos . El traje digno y de barato casimir, el cuerpo pesado delos 64 años, que no responde a los requerimientos del espiritu, la consideración para con ellas, mujeres enjutas y  calladas donde los viejos mineteros sacaban agua del desierto, para saciar sedes inomninables.
El viagra, con su progreso, (nadie parara nunca al progreso humano) ha extinguido esta profesion. Existen (a no dudarlo) algunos que cultivan este arte, como una excentricidad, como una tecnica mas en las bellas artes.Pero no con la convicción y la necesidad de estos viejos mineteros de oficina, a las cuales las secretarias solteronas jubiladas recuerdan con afecto y distincion y dejan una flor por la pasion y el amor otoñal que han sabido verter entre biblioratos, apoyados en vastos escritorios pletoricos de memorandums, maquinas lexicon con cinco carbonicos y la visita periodica y puntual de algun viejo minetero que seria recordado cada vez que estas secretarias se cruzaran con un pequeño perro pekines, solaz del atardecer de la vida.

3 comentarios:

  1. jajajajajajaja, te agarró la comezón del 54º año...
    "Si la durezxa mengua, adelante con la lengua", era el lema del Sindicato de Mineteros y Afines.

    ResponderEliminar
  2. ud. me viera don mostro. Levanto catedrales aun.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...