sábado, 15 de mayo de 2010

aznar, spinetta, los libros de la buena memoria.

basta para mi. Los libros de la buena memoria me derriten como melcocha, me vuelvo pegotin, nada, me disuelvo, me evaporo. Vuelo como una mujer de oliverio girondo. Por favor, tanta belleza junta inunda. Mares de belleza, los libros de la buena memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...