hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

jueves, 13 de mayo de 2010

haikus


en un tiempo (el del insomnio malo del 2009, supongase mayo) estaba tan despierta que trataba de acotar el malestar escribiendo haikus.
siete, cinco, siete. (ese es el numero de silabas de un haikus verdadero)
Igual los poetas de en serio nunca le dan bola a los limites impuestos desde afuera, pero los berretas tratamos de ser clasicos.
Era una manera de acotar, decir algo en pocas silabas. Japonesamente. (incluyendo, supongamos, la naturaleza)
Es que yo puedo ser acotada ¿que se cree usted? ¿no me cree? Bueno yo tampoco, pero esperese que empiece a curtir mi bajo perfil...¿vio que en lo mismo que reside el encanto de alguien esta su perdición? Puedo escribir algo en 7/5/7 y aca estan mis haikus para probarselo.(probarmelo, por supuesto, soy terriblemente habladora pero no como vidrio)
Los de benedetti (dios me perdone) son horribles. Algunos orientales no nos dicen nada a nosotros. Cortazar empieza uno de sus libros menos leidos con un haiku que dice algo asi como "ya nadie pasara por aca, salvo el crepusculo" (el libro se llama Salvo el crepusculo???)
Mis haikus ya tienen mas de un año, entonces y han pasado la prueba de la blancura (es decir, el paso del tiempo, de la situacion que les dio origen) y tan malos no son. Digo yo. Usted dira lo suyo.

Rompiente sangre.
En horizonte yace
roja marea



Miro el cielo,
fria luna de plata
y vos ausente


Luna de mayo

dame tregua. Insomnio

beberé tu hiel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...