viernes, 15 de enero de 2021

Valpo, circa 2041

La ciudad vieja que miraba al Pacífico, con sus ondulantes colinas y sus casas descacharradas de puerto era la sede de ese encuentro, uno al año, donde diferentes tipos de personas, anhelantes de experiencias extremas, se habian dado cita. Ellas llegaron en omnibus desde Santiago, mucho mas opulenta y al grito de la moda, tratando de parecer turistas en busca del mar. Valparaiso no tenía remedio,se caía a pedazos. Hacia 20 años, cuando ellas eran apenas crios, se había puesto de moda no querer tener hijos y abominar del consumo de carne. De a poco todo el circuito de comercialización de vacunos se había ido derrumbando. Las carnicerias empezaron a escasear,los frigorificos, y tambien la cria de ganado. Los esfuerzos del gobierno por alentar el consumo, y las propagandas que decian basicamente que los pueblos fuertes consumían proteinas animales se consideraron de derechas politicas y sin futuro. Poco a poco los asados dejaron de tener carne y se ponian en las parrillas puerros, batatas, ajies.Y los niños empezaron a escasear, a la vez que las mujeres veian con suspicacia a aquellas que manifestaban su deseo de tener hijos. Se consideró al mismo tiempo demodé tener hijos y no ser vegano.Ahora el gobierno alentaba granjas de niños, con cuidadores especializados, donde las madres biológicas podrían dejar su carga, y generar trabajadores para el futuro, porque el mundo en cien años seria tan inviable como el sistema previsional había sido. Sin aportes de trabajadores activos, hubo que desviar fondos del Ministerio de Turismo (todos los sin hijos se habian volcado a viajar como posesos) para mantener las jubilaciones. La piramide poblacional estaba invertida y la población envejecida.Las granjas parecián que iban a tener exito.ALojaban a quien quisiera desde el sexto mes de embarazo y las mujeres se podían ir despues de dos días de parir dejando su producto en buenas manos.No les extrañará que muchas se escapan a la noche,con sus niños, algunas volvian a la semana pero otras se los quedaban,a costo de ser malmiradas por su empecinamiento en la maternidad. Por supuesto las escuelas fueron cerrandose y se abrieron clubs sociales,aunque no había aumentado la promiscuidad. El sexo era optativo, el sexo heterosexual una antigualla, y definirse como hombre o mujer era secundario, una remora del pasado. Comer carne vacuna no fue prohibido pero era mas dificil conseguir este alimento que comprar caviar ruso en cualquier barriada. La gente le tenia asco en publico a la carne, pero muchos relataban recuerdos como fotos de asados familiares, ante la risa y el descredito de los oyentes.Nadie tenia hipertensión, y la gente era mas saludable pero con poca energía.Todos eran sutiles y las heces no tenian el olor a mierda que se les adjudicaba antaño. Ni pollo ni pescado, la ola vegana barrio con doscientos años de recetarios y cualquier familia sabía como mantenerse sana con semillas, macerados o kefir. Cuando bajaron el la terminal de Valpo pudieron captar la misma pobreza que en el Once o en Retiro. Vendedores de porquerias, jugos dudosamente higienico e insumos para hacer comida de pueblo pasaban a su lado. Caminaron 8 cuadras y entraron a una garage tapiado, atras el matarife había carneado una vaca y con la sangre se habian hecho morcillas y ya estaba la media res colgada.Eran como veinte y la reunion -en definitiva una reunión social,como cualquier otra- contaba de mujeres y varones que consideraban contracultural comer carne. Una de ellas no había probado nunca. La otra si, y habia arrastrado a su amiga a esa orgia de sabor y masticación. El menú estaba fijado de antemano. Empanadas de carne, milanesas (los organizadores temían que el asador ahuyentara novatos), un estofado pero en vez de estrudado de soja, se haria con algo llamado roast beef, y cada uno de los participantes se iba a llevar un par de morcillas y una receta para hacer lucir la achura. Había un olor orgánico, que podía recordar a una heladera sucia, y todos estaban alterados como si hubieran asistido a una fogata donde se consumiera ayahuasca. Tambien había una sorpresa:choripanes. Pero con chorizos verdaderos, hechos por el matarife y el organizador. Cuando clavó el diente al primer pedazo de carne vacuna, pensó en que no había vuelta.Elsabor fue un trueno en la boca de cada una de las participantes, alguno aplaudió.Tambien alguien escupió y una debutante vomitó el jugo de rucula y menta que habia tomado 10 minutos antes.

lunes, 11 de enero de 2021

estuve con fuerza tratando de ver como estar mejor INcluso pensé en cerrar el blog hasta que me dije: no es por ahi. Me funcionó de todas las cosas que intenté leer (no puedo escribir un puto cuento,una puta poesía): me compre un par de libros,por si les da curiosidad uno de Cheever y uno de SHirley Jackson. parezco una canción del cuarteto de nos:probé de todo. Pero tengo la fuerza de seguir intentandolo. no estoy derrotada.

domingo, 10 de enero de 2021

ponele amor a todo.

parecería que solo esta permitido llamar amor a aquello que será extendido en el tiempo.Que es desubicado usar tal calificación a lo transitorio, a lo espurio, a lo casual. Convengamos que no es amor cualquier cosa,pero esa calificación se puede usar con justicia y sin miedo( Ah, usar las palabras sin miedo de ser intensa, de ofender,de ahuyentar) a otras cosas me habilito a llamar amor a mas cosas a mas cosas a cada cosa que sentis como amor, llamala amor. la vida son tres dias y ya pasaron dos.

sábado, 9 de enero de 2021

nueva normalidad.

casi una semana que no escribo, no se si estoy melancolica pero me habita la certeza de que si no me saco yo de este estado de derrumbe no me saca nadie y hoy me invitaron a una casa con pileta, diciendome que lleve la malla y que pedimos algo para comer junto con un racimo de psicologas: La dueña de la casa es viuda y las invitadas todas mas de cincuenta años pero pienso que no voy a estar comoda(son todas amigas, no se porque no estaría comoda) y me da ganas de quedarme en mi casa como un bicho bola y ponerme a limpiar, Mis ganas de limpiar son escasas y van reduciendose a medida que el calor aumenta. Cuando hace 33 de sensación termica solo quiero cerrar los ojos y dormirme aunque falte mucho por hacer

domingo, 3 de enero de 2021

El tiempo, como montaña rusa desbocda estamos arriba del carrito el dos de enero todo fue subir y ahora bajando en picada un domingo larguisimo un mes un año mas Intespestivo, el tiempo nos sorprende sin un mar en la agenda sin vacaciones nos sostiene en este agua salada el pulsar de las horas la tele idiota con sus programas de verano y la esperanza siempre aún

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...