jueves, 18 de octubre de 2018

Escribir es de cobardes.


Escribí tu nombre  en la arena
contado con que las pequeñas olas agónicas
lo iban a borrar.

De esta manera dejé testimonio
me gustaba entonces creer que di cuerpo a la palabra
que el pensamiento tomaba cuerpo
en el rasguño de la carne de la playa
en el acto minimo de escribirte el nombre con rebordes desiguales
casi ilegible, en aquella frontera entre el agua y lo blando

Pero escribir en la arena
es de cobardes
( mesa de la guerra bordeada de generales jugando con soldaditos
sin pensar en los verdaderos soldados rasos, ahogandose en sangre)
Mas aún : escribir es de cobardes

La vida es lo que cuenta
En ese terreno
ando floja de papeles

Camara Gesell: un pequeño recorte de un libro cruel

En el libro de Guillermo Sacomanno que ya reseñé en el sirenas acá (clikear).https://sirenasahogadasenvodka.blogspot.com/2012/09/que-trata-de-la-ausencia-de-piedad-en.html
entre los montones de personajes aparece una mujer mayor.
Una mujer mayor venida abajo , terriblemente patética, vestida como una piba, con lo cual se le nota mas que es una vieja.  Esta mujer no ha renunciado a su sexualidad y como hacen los hombres, paga por sexo. Se levanta pendejos de la escuela y les deja un cien mangos (haciendo cuentas de cuando se publicó el libro, sería como si ahora le deja un mil pesos)
Ellos "le hacen el favor" de tener sexo y se llevan la plata. Salvo uno que se quiso hacer el gracioso y se lleva también la dentadura postiza de la señora.
Al día siguiente, en la escuela, hace bromas con esa dentadura postiza. (estoy citando todo de memoria, porque hace como cuatro años que leí el libro), avergonzandola aún mas.
Vienen unos motoqueros (amigos de la mujer) y lo cagan a palos. Mal Lo dejan dañado, estrolado, hecho mierda. 

Me dio piedad hoy esa mujer.

Nadie debería pagar por sexo. Es bueno que nos quieran gratis.
Demasiada crueldad en ese libro.A veces desearía no haberlo leído. 

miércoles, 17 de octubre de 2018

camposanto

Estos de ahora,
los que nos siguen,
no conocerán cementerios

Los muertos nos volatilizaremos
mezclados con  cenizas de otros
y los que nos llevan en incomodas urnas
sospecharan el equivoco y se alzaran de hombros

Polvo serás, que importa
que no sean tus huesos.
Lo que amaban, quedó en las palabras
que pudiste dejar.

Y en slow motion me veo yo niña
estoy corriendo entre las tumbas de Avellaneda
alegre como la niña que fui, vestida de paseo,
leyendo las lapidas como ahora leo versos,
tratando de desentrañar
porque ese "querido hermano"
"madre afectuosa" "te fuiste tan temprano"

Recuerdo especialmente
las cosas mas bizarras
la tumba con forma de casita
que alguien no llegó a estrenar,
y globos de vidrio que adentro
guardaban osos de felpa y chupetes.

Me gustaba correr por las arboladas calles
del cementerio de Avellaneda
sin sentir que la muerte era cosa mía
Cambiar las flores
vaciar los floreros en aquellas enormes piletas
Y  el gesto tierno de mi madre
acomodando las placas
sacando la tierra, inutilmente, de la parte superior
de la tumba de sus queridos

El final del rito era darle un beso a esos daguerrotipos
de mi abuela y mi tio
y decir un padre nuestro
a esos suicidas
que no me vieron crecer.

Resultado de imagen para cementerio de avellaneda


lunes, 15 de octubre de 2018

densear

Si,si, "densear", no desear.
Una nueva forma, que descubrí ayer,  verbal, para lo denso. Volver denso algo liviano. En la cocina es bueno. Si tenes una salsa, una sopa crema demasiado aguada, agarrás un poco de maicena con leche o agua fría, la diluís y la pones y te queda algo con cuerpo.
El tema es que densear y que no. En la cocina y en la vida. Un vaso de agua denso me daría arcadas,
Dejemos la cocina atrás, hay cocineros y personas que jamas pondrán nada a punto.No les fue dado.
Lo denso tiene mala fama en esto tiempos de cosas livianas:  las salsas y las emociones,  sin grasa, sin sabor o con que dan las cosas artificiales. Sabor a arándano, ponele.
 Me estoy haciendo unos jugos para la mañana que implican licuar arándano con jugo de naranja. A veces son un poco agrios pero opté por tomarlos sin miel ni nada.Acepto lo agrio en mi cuerpo, en mi vida. Acepto las emociones que no me llevan a ningun lado. Lo agrio, lo amargo.
Quisiera prescindir de lo artificioso, y si queres el durazno bancate la pelusa. Neutro las pelotas.
No los voy a engañar como a criaturas,estoy hablando de las emociones. Aprecio ser densa, densisima, prefiero exponer los sentimientos, las emociones,  a esa cosa edulcorada con stevia de mentiritas de "todo cool, todo bien" . Las emociones arruinaran todo: la ira, la sed de venganza, y sobre todo el amor, esa melcocha. Ojo, que esta muy bien querer a las mascotas, dormir con el gato , sacarle fotos haciendo monerias ¿pero y las personas? querer a los amigos, a los hijos, querer a las personas, aun a quienes no te lo pidieron, a quienes tal vez ni lo merecen, a quienes lo repudiarían. Querer aunque sea por un rato,mientras dure.
 Creo que fue Barthes, el terrible puto amo de la escritura amorosa, que dijo que lo reprimido en esta época no es lo sexual sino lo sentimental. Y lo reprimido, lo sabe cualquier palurdo, retorna.
Densear las charlas implica ir de un liviano sobrevolar lo cotidiano empantanandose con lo ominoso del deseo.
No somos libelulas, nos enchastramos las patas en el deseo, caminamos embarradas en las ganas, queremos bolero en nuestras vidas, emociones.
Total de muertos no sentiremos una garcha, la muerte espera ahi nomas, a la vuelta de la esquina, en cualquier cancer ignorado pero ya  instalado que emerge mientras escuchamos esta bonita canción



domingo, 14 de octubre de 2018

no nos queda otro remedio que ser contemporaneos, digo en mi disculpa.

Hace un par de días me pelee con un tipo en la puerta del correo. Era temprano, yo tenía que mandar un libro (mio) a alguien que me lo había comprado, y entre los que esperaban había un viejo que defendía a Manuel Quindimil. Como hablaba para todos, me dí el gusto de decirle, tambien a viva voz que Quinidimil era un hijo de puta. Aqui comenzaron los intercambios del viejo que me decía "yo en politica no me meto", etc. Lo que quiero contar no son los devaneos de la discusión (me puse en puta y defendí mi aseveración con ahinco, ejemplos y convicción, se ve que me había levantado peleadora), sino que el viejo en un momento dijo "el finado mi padre".
El viejo tenia (lo dijo) 60 años, es decir que era dos años menor que yo. Bien.
Les puedo asegurar,queridos lectores que la expresión "el finado mi padre" pertenece a otra generación. Yo misma la puedo usar (no la puedo usar porque mi padre sigue vivo)en tono irónico o cuando me quiero hacer la graciosa con las palabras. Pero es de gente mayor, De setenta para arriba, por lo menos en esta ciudad de la furia, en este satelite lanusino de buenos aires.

Le contaba esto a Jorge, hablando de los usos y costumbres en el lenguaje y el me dijo cripticamente "ni tanto ni tampoco". Yo, que soy zorra vieja, sabía a que se refería. Y me duele, porque no tengo otro remedio que ser contemporanea.Si hasta le dije al milenial de Frodo que podríamos hacer un diccionario de palabras milenials, para el uso del cuarenton o cuarentona despistado.

Si, bueno, matenme. Se lo que quiere decir skere, se a que se refiere la expresión"la hija de puta me ghosteo",como usar correctamente ahre, se todas esas cosas y mas. Podria hablar inclusivo como una lesbiana fervorosa.
No las uso porque soy clásica. Clásica y moderna pero no pendeja.
Me gusta echarle la culpa a los astros, decir que eso me pasa por geminiana. Tal vez no es así. Tal vez se trate de que nada de lo humano me es ajeno,jajjaja
mientras esté en este bendito suelo, seré contemporanea.
Y no se hagan problema, se muy bien mi lugar, mi marido no se tiene porque hacer los rulos. Se muy bien que tengo 62 ahre.

sábado, 13 de octubre de 2018

psicologo, día del

Si desde que tengo 27 años soy psicóloga y siempre trabajé de eso, se supone que tengo algunas cosas pensadas alrededor de esa identidad. El problema para compartirlas es la singularidad. La convicción de que lo que digo no se puede universalizar un cacho.
O si, pero poquito: se puede hacer extensivo a un universo de gente que vive en buenos aires y sus alrededores (es decir, que trabaja en grandes ciudades) , que se recibió en la universidad pública, en los ochenta, (con gran sesgo psicoanálitico) y que trabajó toda su vida en lo público, con lo cual "el mercado de las prestaciones psi" le es totalmente ajeno. Una psicologa que hizo su laburo en el subsector público, y mas precisamente en el primer nivel de atención
En el caso mio todo eso atravesado por ser primera generación de universitarios en la familia (yo y mi hermanos debutamos con eso y hasta hoy -con excepción de mi sobrina Nicole  y a la espera de que mi hijo presente la tesis) seguimos siendolo.,
Hechas estas salvedades que achican infinitamente el universo, puedo decir que ser psicologa (encima mujer, ser psicologo y hombre en esta profesión localmente feminizada) no es lo que te contaron
a) no ayudas a la gente que necesita: porque es una profesión que se basa en la demanda, en la pregunta, en que alguien te habilite para "haz lo tuyo, bart". A veces se interviene sin que el "beneficiario" de la práctica te convoque. Por ej. por un pedido institucional, ponele un tipo vive en medio de la mugre porque su locura lo lleva a juntar cosas (porquerias) en su casa, que ya hiede. Los vecinos hacen la denuncia y vos vas a ver que pasa. Por supuesto el tipo está mas loco que una cabra y ni en pedo quiere dejar esa mugre. Haces un informe, al tipo lo internan en el melchor romero.
donde se va a morir en 20 años, institucionalizado. Vos sabes que eso es "disciplinamiento social", lo sabes, lo sabes. Las profesiones tambien hacen eso.
Para compensar algunas veces la gente te recuerda porque se alivió hablando con vos, porque se dió cuenta que el sentido común no era sino una construcción y que eso singular y unico que sentía estaba muy bien. Que nadie es tan bueno.
b) no sabes. Si aprendiste eso vas a ser un excelente psicologo. Yo desconfiaria de cualquiera egresado de cualquier lado que "supiera lo que te pasa": Nadie sabe nada. La posición de interrogación puede ser un toque angustiante ¿que carajo me está diciendo este tipo? ¿que diagnostico tiene? ¿me esta contando todos bolazos y yo acá con esta cara de poker? Bueno, esa es la actitud, Nunca se sabe nada, por eso hay que escuchar, hay que esperar, hay que tener paciencia. Si se tiene que decir, se dirá.

c) en lo social la gente cree que vos estas atravesandola con tu saber. Nada de eso, en lo cotidiano uno escucha como la tia chola.... pero pero pero ... tengo que hacer una salvedad. Muchas veces (un monton en realidad) me pasa que cosas que son OPVIAS para mi, y que yo considero que son obvias para todo el mundo, son emergentes de una manera de conocer el mundo que deviene de saberes profesionales. Mi sentido comun, para decirlo de alguna manera, está teñido de lo disciplinario. Sin embargo esto está bastante oculto para mi misma. Lo mas gracioso es cuando recibo consejos estupidisimos desde el punto de vista psi, de personas que consideran que me tienen que aconsejar, y toman mano de ideologías de la revista para ti, o cosmopolitan o "vive y se feliz" no se.

d) la angustia te atraviesa, te vas a cagar muriendo, si haces todo bien -de acuerdo al canon moral de tu epoca o de tu familia- no vas a ir al cielo, esta bien ser pesimista, no todo es perdonable, nada cierra. Bueno, yo creo en esas cosas, y sin embargo trato, de no dejarme abolir por la angustia, de vivir como si no me fuera a morir, de hacer algo bien, de tener esperanza, de que las cosas cierren.

como estoy cebada podria seguir eternamente. Invito a los psicologos que me leen, y a los comentaristas en general a dejar comentarios. Y a los que leen y no comentan jamas, no sean putos, estaria muy bien que en el dia del psicologo me dejaran esa joya, la palabra.

jueves, 11 de octubre de 2018

rituales de iniciación.


Con mucho temor, (tendría 11) al volver de estudiar guitarra hubo un paro de colectivos y caminé las 11 cuadras hasta mi casa. No era lo acordado.
La primera película prohibida que vi, para menores de 18. Yo era aun virgen y el culo de Alain Delon fulguraba desde La Piscina.
No recuerdo el primer telo  ¿tan poca importancia tuvo aquel rito? Debería, pero el tiempo borro su huella.
Ritos iniciáticos. Un beso de Abel en  séptimo grado. Un beso de Sergio en tercer año. Ninguno de los dos fue mi novio, esos besos no encajan en ningún lado, tal vez por eso los recuerdo. Pintarme los ojos en la paradas del 32 M . Enrollarme la horrible pollera marron de las hermanas educacionistas franciscanas a los 14, ir a constitución con amigos y dar vuelta en la calesita sabiendo que ya no era una niña.
Ritos inciaticos: siempre recordaré esa rateada a Vicente Lopez con Gustavo y Barrachino, cuando abajo del uniforme del Estrada tenia la biquini. Llegamos y nos tuvimos que volver, de lejos que quedaba.
Mi primer viaje en avión, a Bariloche, en luna de miel. Mi noche de boda como señora en un hotel de Constitución que entonces tenia glamour y ahora no. Un viaje en tren, ya mayor, sola, por la pampa hacia Mar del  Plata, en medio de truenos y tormenta. Mi primera vez en la pileta de la cocina de la calle lavallol bañando a mi recién nacida hija.  El primer parto, la primera vez que escuché un teorico en la facultad, el baile en la sala salud –una terraza, un verano, un chico que se llamaba Anibal y del que aun recuerdo la cara
Ritos iniciáticos: el dia que le pusieron los stend a Jorge y yo estaba sola ahí, y pensaba cuan solo se debía sentir él. La noche en que estuve en la unidad coronaria con un diagnostico presuntivo de infarto. EL primer dia de jubilada .La vez que le hice conocer el mar a mi pequeño hijo Julian y confundió la espuma con la nieve. Ritos inicaticos: el primer cumpleaños de quince al que fui, cuando aun tenia 12. Una vez que asistí a mi madre, hace ya muchísimos años, como si yo fuera la madre y ella la hija, cuando todavía no era ella tan vieja y yo tampoco.
Ritos iniciáticos: el primer recital después de la dictadura, la primera vez que me vestí de largo, una tarde en Nahuel Ruca.La primera menstruación y la ultima.
El primer viaje al extranjero a Brasil, antes de tener hijos, el viaje a Europa, bajando en Roma y diciendo en la estación de Términi : diez boletos de subte, por cortesia. (pero en italiano). 

El primer dia de trabajo en una gestoría de Palermo , donde la pasé tan mal. El primer día de directora de escuela, algunas infinitos rituales de iniciación a cada paso.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...