domingo, 5 de diciembre de 2010

Cuestion de fe.

-Alicia se rió: no tiene sentido intentarlo, dijo: no se puede creer en cosas imposibles.

-Yo más bien diría que es cuestión de práctica, dijo la reina. Cuando yo era joven, practicaba todos los días durante media hora. Muchas veces llegué a creer en
seis cosas imposibles
antes del desayuno. 


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...