martes, 1 de junio de 2010

la belleza de un hombre.

Cristian Sancho, ese que hace propagandas de calzones, con la tablita de lavar en la delantera, mmmnnn podria ser, pero no creo.
Tambien el chico adorado por todas gerontes, niñas, virgenes, partuceras...digo el chico Gonzalo Heredia, mmmmmmmmnnnnnnnnnnn  me parece que no.
A mi, dame a este, con esa dignidad, no importa que no haya hecho fierros, que no tenga auto,plata, juventud, dame a este tipo con esa sonrisa y nada mas.Sonrisas que rajan el negro del cielo. Esa clase de tipo que te hace sentir bien con la que sos.No necesitas ser otra, estas bien asi. Un tipo que si te dice estas linda (y estas fea) el te ve linda. Y estas linda.Porque lo que te pone linda es la mirada de un tipo con una sonrisa que rompa el negro del cielo.
Tambien puedo pedir Grecia..
Pedir Grecia antes de morirme.

4 comentarios:

  1. Coincido. Una bronquitis me tiene a vacaciones forzadas, así que ando leyéndola. Yo en mi juventud moría por tres bellos hombres: el gran Marcello (en La dolce vita, hermoso, quien no quiso ser Anita no tuvo juventud), Burt Lancaster (en una peli que se llamaba El impostor, con K. Hepburn, le juré amor eterno) y Jean Paul Belmondo. Los galanes de antes eran infinitamente más viriles, creo yo (pero quizás es sólo que me estoy poniendo vieja).
    Yo también quiero Grecia antes de morirme.

    ResponderEliminar
  2. Por uno así, como el que usted describe, hasta me entrego de nuevo al amor.

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo leerte Nilda, como de un cajón de sastre van saliendo tus textos breves y necesarios. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  4. sabes Sergio, que finalmente fui a Grecia?

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...