SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


lunes, 12 de abril de 2010

Para el escriba de villa crespo que vive en la cueva del mostro,

En un comentario casual  con el Mostro, a través de su blog la cueva del mostro, el hombre me pidio que desarrollara un post acerca de los organos de excitación sexual. La cuestion venia a cuento de un aparato para controlar la psiquis femenina, que el posteo alegremente, cual "llame ya" y  que a mi me hizo acordar del Clik, la historieta de Milo Mannara.
La cuestion es que mi comentario era que tenemos un aparato de excitación sexual disponible, con multiples partes. Comprar algo sería innecesario. El hombre pidio post, y para esta escriba, vos lo pedis, vos lo tenes.
Post que trata del aparato de excitacion sexual.
a) La afiebrada mente humana. Esa que nos hace ver luces en algo adocenado. Que nos permite entrar en sutilezas de las inflexiones de la voz del otro, captar como si tuvieramos antenas algo apenas insinuado. El seso es en si mismo una maquina de erotizar. Con solo pensar en él se ocurren millones de cosas titilando en mi cabeza cual  si la tuviera rodeada de moscardones. Puedo pensar en él mientras hago cualquier cosa. Inclusive mientras no pienso en él.

b) Manos. Que abrazan, que tocan suavemente, que aprietan, que secan lagrimas, que hacen chau como si uno tuviera dos años. Manos que pueden estar deshidratadas, ajadas por el tiempo, pero su suavidad es algo mas alla de lo palpable. Inclusive manos rugosas, deformadas por la artritis pueden ser eroticas manos que aman.

c) La piel toda. Toda. Piel que cubre eso que de espantajo tenemos. Es decir, somos agua, sangre, musculo, porqueria pura, cubierta por suave lamina de sentir.  La piel que puede sentir al otro. Organo maravilloso la piel. Y si se junta con otra piel estamos  de fiesta.

d) Los cinco sentidos que sirven para escuchar su voz, para hablarle y decirte cuanto lo quiero, para arrullarlo y contarte pelotudeces que  lo hagan dormir, el tacto que me  fue dado solo para tocarlo a él. El olfato, para olerle el pelo, el olor que deja en la cama y ser un rato como esas madres que huelen la ropa y en ese olor  se consuelan de su ausencia  y tambien para sentir el olor del sexo que nos animala y nos hace morir un poco en cada polvo.

e) y despues esta lo obvio, todos los agujeros que se encastran con todas las salientes, todos los encuentros, todas las redes.

Para que digame señor mostro necesitamos un aparato como el clik????

5 comentarios:

  1. ey! me olvide del corazón.
    Es que en el fondo las sirenas no queremos sexo.Las sirenas queremos amor.
    En eso nos diferenciamos de otras especies.
    Y mal que nos pesa. No es sin pagar costes infinitos la necesidad de ser queridas.

    ResponderEliminar
  2. ¡CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP!
    ES-ELENTE.
    Yo tampoco creo que sea necesario el aparatejo, mi mostra aún me tiene loco después de tantos años, pero para cada roto hay un descocido y seguro que se vendería como pan caliente.

    Un saludo mostro.

    p/s: ya mismo hago un link.

    ResponderEliminar
  3. Los ojos. La mirada sostenida de cerca, esa que es nariz contra nariz y con los ojos abiertos.

    ResponderEliminar
  4. sirena empastillada13 de abril de 2010, 3:49

    ponga aca mostro aca el link porque fui a su bonita pagina y no lo encontre, y ud. tiene muchos blogs y termine enredada en gente que hablaba de cosas extrañisimas.

    ResponderEliminar
  5. Milo Manara...

    perdón, eso fue lo primero que me llamó la atención

    la san puta si seré hombre e ilustrador de corazón
    hombre sobre todo...

    Rio

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...