sábado, 16 de febrero de 2013

estragos maternos.

Mi madre cuando tomaba una determinaciòn se mantenia en ella.
No cambiaba de opiniòn. Decia no y era no.
Aunque uno siguiera aportando argumentos o pruebas, lisonjas o llantos, promesas o lo que fuera
Mi madre no cambiaba de opiniòn.
No se lo perdone nunca.

1 comentario:

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...