SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


viernes, 22 de febrero de 2013

colectivos imaginarios, rogelio -el hombre que pensaba demasiado y yo

El entripado parte de la falta de consistencia firme entre el significante y el significado. O sea, vos decir "diente" y ¿te referis al diente? O estas hablando de "dientes de leon", de hincarle el diente (comer una mandarina o tal vez hacer propia a una niña en edad de merecer) o de una metafora donde diente es, vaya a saber que cosa, -las perlas de tu boca, son a veces los dientes-
O sea no hay correspondencia inequivoca entre la palabra y la cosa que esa palabra intenta designar.
Entonces A dice una cosa, y B entiende otra, y tambien A habla sin saber exactamente que quiere decir o con la incomodidad de que lo que dice no es con rigor lo que quiere decir, pero le faltan las palabras, se le escurren, no llega a nominar.
He aqui el drama de lo humano. El deslizamiento del lenguaje.
Entonces el tipo te dice te quiero, pero no es exactamente lo que el otro entiende por querer o ninguno de los dos sabe muy bien lo que esta diciendo, por que no hay manera, señor.
Ahora bien: para colmo usamos los plurales, por una cuestion economica, ahorrativa diria yo. Y englobamos a todo un colectivo en un decir o un sentir.
Por ej: Las mujeres dicen que los varones.... Amigo "las mujeres no existen, o en todo caso no hablan a coro" Piensan distinto, cada una con su atadito de prejuicios, cada una con su historia, su neurosis, su porvenir, su acceso diferencial a la construcciòn historica del sentido de las palabras.
Pero uno no se puede andar preguntando a cada rato "que me quizo decir con eso" porque andaria en la vida como Rogelio, el hombre que pensaba demasiado, un personaje de Landru que se iba propio alcarajo de tanto asociar y rebuscar en los dichos del partenere





Rogelio, que era diputado, pidió la palabra. El presidente de la Cámara de diputados se la concedió. Rogelio se puso a razonar: "El presidente me ha concedido la palabra. La palabra sale de la boca. El rival de Boca es River. La camiseta de River es blanca con una banda roja. Rojos les decían a los comunistas. Luego el presidente de la Cámara está insinuando que soy comunista."

—¡Yo no soy comunista!— gritó furioso Rogelio—¡Puras calumnias!

—¿Pero quién lo acusó de comunista?—preguntó extrañado el Presidente.—Yo no he dicho nada.

Rogelio comenzó nuevamente a razonar: "El presidente asegura que no ha dicho nada. El que nada no se ahoga. El que no se ahoga, flota. La flota es una escuadra. La escuadra está compuesta de cruceros, acorazados, portaaviones y submarinos. Los submarinos andan por debajo del agua. La leche se rebaja con agua. Para la mayoría de los argentinos la leche es cara. Lo contrario de cara es cruz. La cruz esvástica es un símbolo nazi. Luego, el presidente no sólo me acusó de comunista, sino también de nazi".

—¡Sinvergüenza!—chilló Rogelio—¡No soy nazi ni comunista! Soy radical delarruista. ¡Es una maniobra de Terragno y Alfonsín! ¡Acusarme de nazi a mí!

Y Rogelio se dirigió a su despacho, renunció al partido y a su banca en forma indeclinable, salió de su despacho y jamás volvió al Congreso, igualito que Chacho Alvarez.

Ahora bien todo esta introduccion farragosa y poco bloguera es para aclarar, como vasco lechero, el asunto de las lesbianas troskas.
Las lesbianas troskas no son las lesbianas troskas, son las feministas. Pero tampoco son las feministas, son las minas que odian a los varones, que pueden ser feministas, madres de 8 hijos, zapateras remendonas o esposas de ejecutivos.

Eso es lo que me cae pesado.Un lector del blog me enseño el nombre de esp, que por supuesto no aclara nada: se las llama misántropas.

Cuanto mejor seria que hubiera correspondencia entre significante y significado y lo que quisieramos decir no se nos escapara como la gota que orada la piedra. Ser como hormigas exploradoras que jamas malentenderian un mensaje o tendrian que aclarar que carajo quieren decir, o al menos saberlo con exactitud

Por otra parte tengo una tirria feroz al machismo, a los abusadores de mujeres, niños o lo que fuere y a los que abusan del poder, y que casualmente, la mas de las veces son varones. Por que ¿quien duda de que el poder esta distribuido inequitativamente por sexo?. Es decir ¡claro que levanto las banderas feministas! ¡y he firmado montones de documentos feministas! Pero no odio ¡que va! a los varones, la cosa mas linda del universo, despues de las aves del paraiso, los colibries, el olor a la tierra mojada y los trenes en la tormenta cruzando la pampa y otras ternezas que seguro olvido, en mi acendrada defensa del ser masculino!!

solo nos salvara el amor, una cosa muy dificil, y a mi me caen bien varones y mujeres por igual. Y digame para que aclaro si siempre serè malentendida, es estructural y nada, nada puedo hacer si no callarme la boca



Buenos dias.






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...