martes, 13 de septiembre de 2011

una casi sirena

viendo esta sirena ahogada en lagrimas de la mar, pienso en Laura, la joven rayana en la locura de la melancolia, la locura que viene de la madre que nos escribio para siempre jamas ese gentil puto que era Tenesse Williams. Mujeres debiles (a cierta hora del dia, a determinada fecha del calendario todas lo somos) que juegan con pequeñas piezas de cristal.
El monologo final de El zoo de Cristal para la gente que viene al blog porque todos somos Laura y estamos ahogados en vodka, jugando con aguas vivas.

Yo no fui a la luna.Fui mucho más lejos.Porque el tiempo es la distancia más larga entre dos lugares...Me marché de Saint louis.Bajé por última vez esos peldaños de la escalera de emergencia y seguí,desde entonces, los pasos de mi padre,tratando de hallar en el movimiento lo perdido en el espacio...Viajé mucho por todas partes.Las ciudades pasaban rápidamente ante mí como hojas secas,de brillantes colores pero arrancadas de la rama. Me habría detenido,pero algo me perseguía.Aquello acudía siempre de improviso tomándome de sorpresa.Quizá fuese un pasaje musical familiar.Quizá solo un fragmento de transparente cristal...Quizá me esté paseando por una calle de noche,en alguna ciudad extraña,antes de haber encontrado compañeros y pase junto a la ventana iluminada de una perfumería.La ventana está llena de piezas de cristal de color,de frasquitos transparentes de delicados tonos, que parecen fragmentos de un arco iris roto.Entonces,repentinamente,mi hermana me toca el hombro.Me vuelvo y miro sus ojos...¡Oh Laura,Laura!... ¡Traté de dejarte atrás,pero soy más fiel de lo que pensaba ser!Tiendo la mano hacia un cigarrillo,cruzo la calle,entro corriendo en un cine o un bar.Pido una copa,hablo con el desconocido más próximo-¡cualquier cosa capaz de apagar tus velas!-¡porque hoy el mundo está iluminado por el relámpago!Apaga de un soplo tus vela,Laura. Y ahí termina mi memoria y comienza vuestra imaginación.¡De modo que Adiós!...

1 comentario:

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...