SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


viernes, 2 de septiembre de 2011

on the air

Las sardinas se llaman nereida.
La radio aturde, ella la dejó encendida, no le gusta la casa silenciosa y me desperté con la propaganda de las sardinas. Que se llaman nereida
Mas alla la calle, pero antes en el pasillo, la puerta de Aurorita, la puerta de servicio de Electricos Santana.
Un ph, un departamento al fondo. Lo mejor que pudimos pagar.
Las sardinas entre los tangos y las risas guarangas de las locutoras, que gritan chistes de balneario
¿que le dijo el gallego a la mujer?
No escucho la respuesta pero si que Las sardinas se llaman nereida.
 Cebollas, huevo duro y sardinas con o sin papas hubiera sido un buen almuerzo. Pero es imbecil pensar en un almuerzo como pensar en un viaje al turkestan.
La mañana ruge sus ruidos especiales, los perros de siempre, en corito, los vendedores de huevo, alohuevoalohuevodoña, la vereda, las motos, los camiones sobre el empedrado pero yo lo unico que escucho es que aca las sardinas se llaman nereida.
Miro la spika, miro el  hule con la botella de vino de ayer, no hay ni mate con bizcochos, que son a la mañana lo que el vino a la noche
La mañana con su obsenidad de luz, de color, de olor a sol. Eso afuera
Adentro las sardinas se llaman nereida
el ropero vacio 
una nota escrita en birome azul. De ella. 
La letra de ella clara, para que se entendiera, para que no me siguiera confundiendo.
Siempre te confundis, me decia, me dice. Me dice
Las sardinas, las guarangas, la mañana 
Nadie te tendria que ser abandonado a la mañana. Salgo a la vereda. El dependiente de Electricos Santana me mira socarronamente, la debe haber visto cuando tomo el taxi. 
las sardinas, los taxis, los dependientes. 
el locutor que dice ¡vamos vamos que el mediodia ya llega, arriba los corazones!
en la spika suena un tango.

1 comentario:

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...