hugo pratt

hugo pratt
SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


viernes, 5 de marzo de 2010

si me agarra el alzehimer

Volveré a jugar al AMADEO, como cuando las pasiones y los estados civiles se barajaban con un número en la hoja de papel Rivadavia.
El AMADEO  vieja mancia de niñas orillando la menarca: elegías 6 nombres de hombres y un número del uno al infinito y  luego el azar o la fulleria otorgaban a los nombres, escritos en torpe letra,  pasiones (amor, amistad, deseo, enojo, odio) o  tambien, que curioso, pasajes por las instituciones (Matrimonio.Divorsio), como si fueran especies analogas, de una extraña enciclopedia china,la del cuento  John Wilkins.
Entonces yo, de que la nadie espera nada ya, me encargarè de  hacer furiosas trampas y en lugar de 6 nombres, en todos los renglones voy a poner el tuyo para  tener la chance de tenerte de todas las maneras, y todas las posibilidades que el universo del AMADEO pueda ofrecerme me seran dadas...
Si me agarra el alzehimer voy a estar internada en un hospicio donde las viejas estaran cerca de jovenes mujeres enloquecidas que se tajean las piernas para sentir paz: Yo no me juntare con las viejas, sino que me sentare a las tardes, con mi pañal mojado, al lado de la chica de la mirada triste, y ella sabrá que adentro de esa cascara estoy yo,y gustara de mi compañia.
Si me agarra el alzehimer un dia mientras me levanta del piso un joven enfermero, yo tocare al pasar su bragueta para sentir el pulso de la vida latir.
Una visita comedida, en el banco del jardin, piadosamente, me dará de fumar. No sabra que nunca fume, que muevo los labios solo para llamarte, para decirte que no te hagas problema, que aca hay mar y ocaso y solo belleza.
Entonces, nadie sabra como, y se amañaran para ocultarlo, agarraré un revolver cargado, que el tipo de seguridad habra dejado en el estante superior ,y como quien no quiere la cosa, me lo pondré firmemente, con mi ultima fuerza, en el hueco de la boca, asi, como vos intuis cuando te lo cuento, sosteniendolo con los labios, sintiendo su regusto en el paladar, pasandole la lengua para sentir su tacto duro y despues de todo eso, tirare del gatillo. Y mi alma inmortal se elevara  de la carroña y con el suave seso blanco, mojado de la tinta de la sangre, llenare dibujos en las paredes, hermosos dibujos donde pegare a la manera bizantina pedacitos de hueso y sera bello quiza.
Y me armaran un velorio de emergencia, con el ataud cerrado, del que saldrá  un olor a flores de azucenas o de heliotropos (la suave fragancia de los heliotropos) y la gente murmura en el velorio, todos apurados, porque el diario de hoy pronostica emergencia climatica, y en el jardin la chica loca sabra que  me fui.

7 comentarios:

  1. Me quedé sin palabras. Cuando un texto (qu eforma fría de llamarlo, pero indica su lugar) está tan logrado, logra transmitir lo que sea que intente transmitir, lo mejor es no decir nada, ese silencio que en vivo denota haber logrado pegar en el otro, y que por acá se traduce en un comentario. Estos textos no se aplauden, se disfruta del silencio posterior a su leída.
    Beso!

    ResponderEliminar
  2. No, Nilda, el Alzheimer no te da la posibilidad de volver a jugar los juegos de la infancia, ni de acabar dignamente con vos mismo. Es pura confusión de no saber qué te está pasando, e ir quedando encerrado dentro tuyo, y un día ya no poder decidir por vos mismo, y entonces tus familiares te internan en el geriátrico más caro que encuentran para poder soportar la culpa, y cada vez que te van a visitar les preguntás cuándo volvés a casa y un día ya no preguntás. Y después te vas dejando morir, mientras tus hijos se preguntan todo el tiempo por qué te pasó a vos, que sos una buena persona, llorando frente al televisor viendo a un hijo de puta torturador perfectamente lúcido haciéndose la víctima.

    ResponderEliminar
  3. el post tenia como objetivo hacer una partuza entre el desamor el miedo. a la muerte o a la decrepitud y algo del erotismo, menudos problemas de los animales que sabemos que nos vamos a morir.

    ResponderEliminar
  4. Uuuupa, Nilda! Eso no se hace. Usted (no se como pero pasó) me arranca los espectros que me atormentan cada día y me los tira a la cara... Ouch!
    Impresionante. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. edie, podriamos decir, aunque el chico de rocagenosida no lo avale "hay una esquina por la que no me atrevo a pasar", borgianamente.

    ResponderEliminar
  6. québueno, hermana, peroquébueno.
    también pienso en un geriátrico
    que a partir de hoy llamaré hospicio
    (gracias sirena, gracias Del Guercio)

    para mí una silenciosa jeringa vacía, plis...

    ResponderEliminar
  7. Viruta: por comentar cuatro post al hilo se ha hecho la feliz acreedora a un libro que está en proceso de edicion (de la autora, no vaya a creer que alguien va a pagar por eso) intitulado con gracia y serenidad "No soy lo que debería"Iba a tener una presentación y me agarro diciembre y todos estan de copas por ahi, y no me van a venir seguro. Pero el libro esta en la imprenta y tengo cincuenta... y como ud. comenta, aguanteselo.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...