SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


lunes, 8 de octubre de 2012

recuerdo de las ferias

Niña en los sesenta, mis padres me han llevado muchísimo a pasear. Un paseo clásico eran las ferias: Las rurales, por ej. Ir a ver los adelantos de la técnica, ademas de las vacas.
De ahi me debe venir eso de que siempre husmear lo que está en la cresta de la ola: por haber ido a ver novedades en la infancia.
Me he alimentado con novedades.
(también he leído el pasquín Novedades de la Unión Soviética, la readers digest comunista, pero eso es otra historia)
Las muestras gratis y los folletos me han acompañado la infancia, junto con las colas en los baños de mujeres y el descanso en una confitería de feria donde siempre cobraban demasiado.
Era como que el mundo mostraba el futuro en las ferias de herramientas o materiales ¡si hasta he ido a una Feria de la Alimentación donde regalaban vasos rigolò!
Yo creo que había una fe en el futuro, y una necesidad de anticiparse a la ventura que el año dos mil prometía.
Hoy me topè con algo que no sabia que existía pero que de alguna manera vi antes en Los Simpson. La feria mundial de Nueva York de 1964, que estuvo dos semestres, en el 64 y el 65. En esa linea hicieron también Tecnopolis, a la que no fui.
Ya no creo en Ferias, o el futuro ...bueno, el futuro no es cincuenta años, en el mejor de los casos el futuro es pasado mañana. El futuro en la infancia era el siglo siguiente, que se yo, no quiero ser obscura. Digo, en todo caso, que estoy mas para contar a las ferias que fui que a ilusionarme con las que vendran.
Los Simpson -he visto tantos de sus capitulos- tienen el monoriel, y también un capitulo donde bart consigue una licencia de conducir y encuentra en el auto alquilado la propaganda de la feria de Knoxville y alli se dirige. Pero cuando llega junto a sus amigos, la feria había acabado hace años y solo quedaba el globo terraqueo inmenso que la caracterizaba lleno de pelucas viejas.
Las ferias y los circos, y los parques de diversiones tienen algo siniestro y atrapante en su razon de ser.
Estuve largamente viendo videos de la feria de Nueva York del 64. Y encontre este youtube con fotos de su apogeo


y este es un fragmento de la feria de knoxville y los amigos de bart

2 comentarios:

  1. Una vez por año mi abuelo me llevaba a La Rural......de donde volvía con cientos de folletos inútiles. Mi abuela me llevaba a la otra feria.....a comprar verduras, carne y pollo.

    Creo que las ferias ya no me llaman la atención.....aunque comparto que tienen algo de siniestro y atrapante.

    No se......ahora me parecen vulgares....pero no sabría bien porque.

    Un beso!

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...