lunes, 15 de octubre de 2012

las feas

Sirenas de agua dulce Paisaje Tela Acrílico
Los feos (poema de Fernandez Retamar, el cubano)

La mano o el ojo inmortal                  
Que hizo el cielo estrellado, esta bahía,  
Este restorán, esta mesa                  
(Y hasta hizo el tigre de Blake),          
También la hizo a ella, y la hizo fea.    
Algo en los ojos, en la nariz,            
En la boca un poco demasiado pequeña,      
O en la frente interrumpida antes de tiempo 
Por cabellos de color confuso;            
Algo insalvable para siempre,              
Que resiste al creyón de labios y al polvo, 
Hace que esta noche, junto a la bahía,    
En el restorán El Templete,                
Esta noche de suave brisa marina          
Y vino tinto y amistad                   
Ella esté sola en una mesa,                
Mirando quizás en el plato de sopa        
La imagen movediza de su cara,            
De su cara de fea, que hace vacilar        
El orden de todo el universo,              
Hasta que llega un hombre feo              
Y se sienta a su mesa.

Leì en Ciudad Seva (esa biblioteca al alcance de todos los que tecleamos la pc) la noche de los feos, de Mario Benedetti. Feos y resentidos, pero encontrándose en las caricias y después en la clara luz de la mañana despertàndose siendo otros.
No se podrá decir que me sentí espejada en el relato. A la edad de merecer no fui fea. Tampoco linda, mas bien, adocenada. Pero supo haber hombre que me pudo ver linda, por eso no fui fea.
Luz propia, si luz propia. Que brillaba con luz propia: el mejor piropo que recibí  y fue de una mujer que ni recuerdo, a los treinta largos.. Ni nardos ni caracolas. Solo algo de la luz.
La belleza no es un asunto menor: Recubre la cosa esa que tenemos adentro, el triperio, los riñones, la violenta carnaza desnuda. La estètica y la buena forma, la casi simetría (la simetría absoluta es asunto de lineas de montaje, no de lo humano). .
Uds. sabrán  si son lectores de este blog que no me preocupa la belleza del gimnasio, la de modelo de revista, sino aquello que los ojos se empeñan en mirar con deleite.

No soy fea, pero termine siendo gorda. Lo gorda, dirà ud. puede ser transitorio, y no le falta razon, tan de verdad como que a mi me falta tenacidad para dejar de serlo. Lo peor que escuche de este topico salio de la boquita de rosa de Julieta Ortega: Si sos gorda no existis, Supongo que se han dicho cosas peores (lo se, lo se) pero esto de sacarte la vida, es en todo caso extremo, no me lo van a negar
(un malaleche que me debe conocer puso una vez en un comentario ¡otra que sirena, manatì)
.
 Sin embargo, existimos las gordas, las feas ¡no hay virtud en ello, pero igual existimos!
También las discapacitadas que incomodan con sus rengueras, sus manitos chiquitas colgando de bracitos tullidos, interpelando  lo bello desde su diferencia! Estúpidas pretensiones de acotar en un post lo que a Humberto Eco le llevo un libro entero (Historia de la fealdad)
Estamos todas acá, inclusive las viejas Y las lindas que envejecieron mal. Todas
Digo, todas somos sirenas
¿uds vieron Dogfight? En la tele se llamò el baile de las feas: trataba de unos marines que debían, la noche previa de partir a Vietnan, conseguir y llevar a la mujer mas fea que encontraran a un baile, y ganaba un dinero el que escoltara a la peor.
 Hermoso como un james dean, y tan trágico como él, River Phoenix -adolescente para toda la eternidad- y Lili Taylor, como la fea. Una parábola de estos tiempos, tan crueles como cualquiera.





5 comentarios:

  1. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven acá, y, deja un comentario

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  2. Ta güeno. No conocía el poema ni la peli.
    Una vez escribí algo sobre el tema, (o más veces). Le dejo un botón (pa muestra, basta), que no es el del poema de Benedetti
    http://elsudacarenegau.wordpress.com/2012/06/02/lo-bello-la-mirada-de-nosotros-iv/

    ResponderEliminar
  3. Que temita ¿eh? La peli la vi. De lo demás me desasnás.Hay mujeres muy lindas que no me movilizan y otras tan huérfanas de favores de la naturaleza que tampoco.
    Las muy bellas tienen una responsabilidad muy grande,no pueden, no se lo permiten que que no se casen con un buen mozo educado y con plata las menos agraciadas,si no cumple ese mandato como mínimo le escupen la cara.
    Y las mujeres con la gordura tienen un trauma peor que nosotros con el pito chico.
    Pero nosotros,los que sabemos del tema,sabemos que la carne magra no tiene gusto.
    ¿Quien se resiste al encanto que emana humoso,de la faldita al mediodía en una obra? Gente como la julieta,seguro,porque tiene menos calle que Venecia,en su puta existencia pasó cerca de una obra,teniendo en cuenta la distancia que hay entre existir y vivir.

    ResponderEliminar
  4. En un día tan gris y húmedo como el de hoy,los kilos de más te juegan en contra porque encima sentís que te vas derritiendo en cámara lenta,viste????
    jajajajjajajajajja

    Yo tengo como 20 kilos a cuestas que no puedo entender claramente cómo es que se me instalaron,o mejor dicho,sí,sé que si hubiera cerrado la boca los kilillos no estarían y ahí vamosssss... ://

    P.D.:JULIETA ORTEGA si dijo eso,es una ignorante!! Porque no hay contexto que la salve de la bestialidad que dijo!!!

    Te voy a contar algo muy cruel que dije una vez...
    Resulta que una morochita al estilo JULIETA ORTEGA,hace unos años (yo estaba muchísimo más gorda que en la actualidad),pasa al lado mío y con toda la sorna posible me dice: 'gorda de mierda' -porque sí,porque se ve que no le caía bien-,a lo cual yo me dí vuelta con total tranquilidad y le retruqué: 'sabés que tenés razón?,pero lo bueno es que yo hago régimen y lo soluciono,en cambio vos vas a ser una negra de mierda para todo el resto de tu vida'... Conclusión: esta agresividad es lo único que se logra con la ignorante intolerancia!!

    BESITOPPPP

    ResponderEliminar
  5. ni negra de mierda ni gorda de mierda. Tendriamos que abjurar de tanta agresiòn. No es que yo sea jipi -dios no lo permita- pero estoy tan cansada de que algo haga que nos sintamos mal con quien somos. Por ahi porque soy una vieja de mierda, que se yo.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...