hugo pratt

hugo pratt
SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


miércoles, 27 de julio de 2011

evita, las malas compañias.

La sirena no es peronista y tampoco fan de Evita. Pero no se puede negar que el agua calma la sed, que la sal es salada y que Evita es y sera un faro para las mujeres, para la politica, para los desesperados, para los pobres, para los bienpensantes, para los que necesitan creer que de la nada se hacen obras que iluminan mas alla de la muerte, que trascienden la propia vida. Que podemos tener vidas que nos quedan grandes y sin embargo..
Ayer inauguraron la instalacion homenaje a Evita ahi en la 9 de Julio, en el edificio de Obras Publicas (donde estan ahora el ministerio de desarrollo de Alicia Kirchner y el ministerio de Salud).
La tele ninguneo el evento, podias mirar un largo rato sin enterarte. pero desde hoy Evita la seguira enrostrando su permanencia, mas alla de las vidas de todos los que hoy leemos esto, ella estará, me cache en dio.

Leyeron el poema de Sasturain, y yo se los traigo. Me gusta mucho, me parece un poema de un borracho, me hace pensar en  cosas escritas cuando uno esta desesperado.  Yo  llamo a esa sensacion "efecto de verdad".
Evita nos cobija aun cuando no seamos fan de ella, hoy  es como el sol. Está ahi, alumbrando,aunque no lo tengas en cuenta,
La instalacion es simplemente justicia.
.
Evita, de evitar - Juan Sasturain 


Había una vez un verbo
un verbo sin decir/ sin gritar/ un
verbo calladito y sin balcón
un verbito nomás
un verbo más o menos
sin jugar ni conjugar
sin tiempo ni modo
ni voz/ ni vos no yo tampoco
teníamos el verbo:
HABÍA UN SILENCIO ASÍ
Pero el verbo se hizo carne
y habitó (evitó) entre nosotros
EVITA (dijo el verbo)
Evita tú/ evite él/
evitemos nosotros
evitamos —dijo el mosquito—
y la historia araba, evitaba
para él y con nosotros
arrastrados por ella.
Ella, Evita (de evitar)
arrastró por todos
se arrastró (para los arrastradores)
le enrostraron arrastrada
y era verdad (oh mentirosos)
que los llevaba a la rastra
de la nariz/ de los huevos
los llevaba la hembra
con olor de la historia
entre la piernas/ entre las manos
entre las masas y hacia la calle
(y el amor) con el pueblo
a los gritos, oh escandalosa.
EVITA (le decían) evita
hacer olas, y Evita no evitaba:
oleaba, olía, el celo de la gente
la arrastraba.
El arrastre de Evita: oh señora,
arrastra pro nobis.
Dicen mis amigos/ que mi vino es triste
pero ella vino (de venir)/ verbalizó:
Evita tú —me dijo— el vino entristecido
Evita (de evitar)
las noches largas
las amargas rachas
las tantas Nachas
dijo Evita y vino (de venir)
conjugó el verbo
invitó el vino (de beber) bebió/
bendijo/ el agua de las fuentes
las patas de las fuentes
las manos de los fuegos y
metió/ las manos en el agua
el agua en el fuego
el huevo en el agua
(ponía huevos Evita) y
con éste le puso sal/ con éste
le puso amor y con éste sí,
con éste (les dijo) no
a los Pícaros/ no a los Gorditos
Evitó que los Pícaros Gorditos
se
lo
comieran
Todo.
Después tendió
la mesa en la plaza
dio de comer (no a las palomas)
dio de creer en el plato (no a los creyentes)
en la plaza
Y un día dijo (Evita dijo): Eviten
sacar los pies del plato pero
—sobre todo—
NO SAQUEN NUNCA LAS PATAS DE LAS FUENTES
(Hay que volver a las fuentes, revisó
el re-visionista que re-veía).
Dijo y decía mi madre: Evita (de evitar)
las malas (cuídate Juanito de)
las malas compañías
—carteles grandes/ grandes compañías—
dicen: EVITA elegir/ elige EVITAR dicen
evita/ las salidas de fábrica
las camisas salidas
los descamisados
Evita/ los descamisados (y no sólo):
no te descamises
no te descarriles
no te amontones
EVITA (de evitar) los amontonados:
te tocan (de tocar) o te toca (de morir)
como le tocó a aquél o al otro
por amontonado. Evita, evita entonces.
Si evitas —digo, decían—
si EVITA fuera o sería
o viviera sería pero
eso
es
“lo que hubo de haber habido”/
decía El Que Te Dije/ porque ya
No Es (de to be: ser o estar)
por que el verbo se hizo cáncer
(la carne dejó al verbo sin sujeto/
sin sujetar/ se soltó sola)
y deshabitó entre nosotros:
Y HUBO OTRO SILENCIO ASÍ.
Pero EVITA —decíamos— evita los temores
los tumores
la mala sangre
la mala leche de los años en tres
la coartada de volver, de ser millones de montones
no te vayas no, carajo:
aparta de mí esa hora/ las veinte y veinticinco/
no entres/ no salgas a la inmortalidad/ evita
EVITA las inmortalidades, evita/
Lo Inevitable.
Y colorín (Evita —dijo— la moraleja)
colorado (evita la queja, la moda vieja)
este cuento se ha
No acabes, compañera: Evita, no te
Entregues, no te vayas
aguanta todavía/ otro día/ peronista
no te calles compañera
porque hubo/ había una/ dos veces
un verbo bien dicho y conjugado
Conjugue, compañera
descamise/
renuncie, funde/
dignifique, compañera
Evite el silencio: preséntese
Preséntese que
se siente
se siente todavía
bajito se siente, se siente.

5 comentarios:

  1. Ellos ningunean cualquier cosa que venga del pueblo, ya se sabe. Anoche le comentaba a mi hijo como despreciaban el "vos" popular porque para ellos hablar con "tu" era el signo de la civilización, el "vos" la barbarie. Y esta batalla, difícilmente terminará mientras estos energúmenos tengan tanto poder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por poema, no lo conocía.

    ResponderEliminar
  3. Este poema es increíble! siempre me pareció el mejor... nunca puedo acabrlo sin hacer rodar una lagrimita..

    Abrazo sirena!
    Mundo AQuilante

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con tu última frase y modifico algo si me permitis.....la instalación es simplemente un acto para empezar a hacer justicia. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Nunca fui fan de Evita. Siendo amante de nuestra historia (y habiendo dado clases en la facu tb) no encuentro demasiadas cosas con las que empatice demasiado tampoco. Sin embargo, el nombre de ella inspira a cosas que hoy veo, vivo y admiro. Salud a eso, que con eso sobra!

    Beso

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...