jueves, 21 de julio de 2011

las reglas de etiqueta en los mundos digitales

Las reglas de etiqueta van cambiando. Entonces uno queda, como diria, desconchada siguiendo reglas obsoletas. O por el contrario pasa por maleducada cuando solo quiere ser moderna. Cuando empezaron los telefonos digitales los pocos que los tenian no acataban la urbana regla de no hablar a los gritos mientras estaban en el cine mirando peliculas . Las cosas cambian, pocos años atras habia mas tolerancia al cigarrillo y se fumaba en las escuelas,hasta en las aulas.Hoy te lapidan.
En cuanto a la etiqueta del twitter, no termino de entenderla.Por un lado las personas siempre hacen (temen, sueñan, desean)  las mismas cosas pero cambian las tecnologias y ahi se viene la cuestion de las reglas de etiqueta,
. El eje publico/privado se deslie como una vainilla en la leche y nadie sabe como se resuelven elegantemente algunas situaciones del mundo virtual. Leo en mi twitter que twitter una dama invita a un sujeto a tomar un cafe, publicamente. Un par de twitter despues se queja o se lamenta, o se siente infeliz y lo deja de manifiesto con otra dama de que el caballero le contesto por DM. (sigla que no se lo que significa pero es el mensaje de twitter privado) Supongo que le habra dicho que no. O que si, pero que nadie se entere. Publico, privado. Los mismos kilombos de siempre, con otras reglas de etiqueta. La gente se rie en publico y te caga en privado. O viceversa: llora en publico y se regodea del rating en privado.
La gente se tira onda, busca redito politico, o clientes o lo que sea. Como siempre, como en el superchino, pero en el superchino sabes las reglas.
Los trapos sucios se lavan en dm. O lo unfologueas y ya, lo bloqueas lo anulas lo matas, y que le vaya a llorar a gardel. Que se vaya a la puta que los pario, digo yo, sin exagerar.
Donde esta lo verdadero. donde.
la gente sigue siendo la misma mierda o la misma cosa maravillosa de siempre, pero no hay manual de etiqueta.
Otro twittero periodista acusa a un tercero de afanarse guitas publicas. El indignado destinatario intenta desacirse de la acusacion, amenazandolo con tribunales. No deja de ser algo de opereta, para la popular.
a veces me canso, un poco, de los troll, de los mentirosos y de los que lavan los trapos sucios en publico y tambien en privado.
no quiero un mundo posmoderno.
El progeso no existe decia Masotta (que murio cuando lo posmoderno recien se insinuaba, pero ya se habia dado cuenta) y agregaba:  pero con el tiempo se aprende.
Yo aprendí que no es oro lo que reluce, y que hay gente que te caga y ademas encima te hace sentir indigna. Los hijos de puta, a veces tienen ese poder.
Entonces me tomo uno de los  Sonetos Medicinales de Almafuerte, recito despacio
que ruede y vocifere vengadora ya rodando en el polvo tu cabeza
                                                                  y como por arte de magia, me empiezo a sentir mejor.. 

3 comentarios:

  1. A todo esto ¿Donde iremos a parar si se apaga Valderrama?¿Eh?¿Adonde?

    ResponderEliminar
  2. No me llevo bien con esas confusiones publicas-privadas. Mas bien les temo. Mi blog soy yo y estoy a la vista. Protejo ciertas cosas y nada más. Cagadores hubo siempre.....y habrá pero ahora están impúdicamente a la vista de todos y haciendose los valientes. Un beso.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...