lunes, 25 de julio de 2011

todos necesitamos rehabilitacion y muchos no queremos curarnos.

El aparato disciplinador de la biopolitica no quiere excesos. El aparato de produccion nos necesita normales
En algun sentido todos (yo por lo menos) necesitariamos rehabilitacion.
Hacemos semblante y mantenemos nuestro trabajo, sin andar enrostrando nuestras anormalidades a la jeta del proximo, pero unos cuantos no soportariamos un Roscharch porque las manchas nos delatarian.
Nadie es normal
nadie es normal
y algunos no queremos curarnos.

10 comentarios:

  1. Hay tipos que leen Roscharch y vomitan y otros tienen erecciones, aún antes de ver las manchas.

    ResponderEliminar
  2. Mira los videos de esta Amy antes de pasar a mejor estado y decime si alguien quiere estar asi también! jajajaja! Se fue a la banquina a toda velocidad y no se había dado cuenta! Una cosa es irse un poco y otra muuuy diferente lo que le pasó a esta chica, final anunciado.

    Beso!

    ResponderEliminar
  3. http://nosoyloquedeberia.blogspot.com/2011/07/no-somos-una-fucking-tecla-de-piano.html Esa es mi contestacion. Asi te lo digo, ja.
    Tenemos una cosa de autodestruccion que a veces gana, y no nos permite cumplir con el mandato de hacer algo con nuestra vida, esa cosa maravillosa, bien mirada, Mi marido fuma y tuvo un infarto, Yo persisto en no cuidarme el peso, Male da de mamar y fuma a escondidas, Otro toma alcohol mientras cuida a su hijo, el de mas allà no duerme las 8 horas reglamentarias y despues no rinde.
    Hablo de eso, de que la vida sana no nos promete nada, de que nuestras cosas autodestructivas, por el contrario, tienen un sentido.
    No estoy haciendo un elogio de la autodestruccion, claro que no.
    Nadie quiere estar asi, ni todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  4. Qué identificada q me sentí. NO SOY NORMAL!!!!, me encantan mis trastornos y definitivamente no me quiero curar (o si?).

    Saludos

    RIP Amy

    ResponderEliminar
  5. Me re gustaba esa voz ¿podemos hacerla volver?...
    No, no, no...

    ResponderEliminar
  6. ...qué porquería!...quisiera ser flaca y joven...pero cuando era joven no era flaca aunque sí saludable y cuando fui flaca no era feliz aunque sí saludable y cuando fui feliz me importó un pepino ser flaca o joven y seguí siendo saludable...creo que me cago en la salud...al menos si vuelvo a fumar a lo bestia podría adelgazar unos cuantos kilos...aunque me sentiría infeliz por no poder correr un colectivo, porque mis hijos me mirarían con desaprobación y por haber sido tan estúpida de haber estado sin fumar tantos años...Nilda...por que no hablás del cielo azul y los árboles llenos de hojas y los pajaritos que cantan????

    ResponderEliminar
  7. Sé que no me bancaria ser 100% como soy,ni yo,ni el resto!!!

    Y realmente si para 'curarme' debo enfrentarme con quien soy sin máscaras,noup,no sobreviviré... :/

    BESOS Y CHALECOS DE FUERZA

    ResponderEliminar
  8. El aparato disciplinador de la biopolítica no quiere excesos....pero los promueve. Caretas merqueros acusan con el dedo, niegan visas. prescriben rehabilitaciones mientras llenan sus narices, perfuman sus encías con polvos y encubren negocios. Una porquería, bah.
    Me da pena Amy, me gustaba escucharla

    ResponderEliminar
  9. que pasa laura que tenes tan abandonada la finitud del fideo? Me gustaba cambiar noticias sobre saquitos de banlon y poemas de urondo a diario con vos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Nilda! estoy intentando retomar el vicio: mucho laburo, despelotes y pocas ganas e inspiración, un componente explosivo para atentados contra blogs! Un abrazo

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...