me hice un blog para archivar mis poemas, Estoy empezando. La idea es armarlos con etiquetas para algun dia hacer un libro que tenga alguna coherencia. Les paso el link, aunque todavía está en construcción poemasdeminagrande.blogspot.com

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


jueves, 3 de marzo de 2011

metrica

Pizarnik hacia entre millones de cosas esto: juntaba palabras que le gustaban, una cajita de palabras y las usaba. yo en general escribo en escritura automatica, como los surrealistas porque carezco de esa cosa de artesano que permite hacer un soneto. Uno abomina de la metrica hasta que da con una joya. Este poema que voy a transcribir lo aprendi en la secundaria. Es de Machado. Y tiene todo el latido de un viaje en tren chuf chuf chuf. No de un tren electrico, sino del tren a alta velocidad devorando campos. Es hermoso y ademas sus ultimos cuatro versos me duelen como una lanza en el costado. Chuf chuf chuf, es imposible que no sientas el latido del tren en Otro Viaje, escrito antes de que todos nosotros nacieramos.
Ya en los campos de Jaén,
amanece. Corre el tren
por sus brillantes rieles,
devorando matorrales,
alcaceles,
terraplenes, pedregales,
olivares, caseríos,
praderas y cardizales,
montes y valles sombríos.
Tras la turbia ventanilla,
pasa la devanadera
del campo de primavera.
La luz en el techo brilla
de mi vagón de tercera.
Entre nubarrones blancos,
oro y grana;
la niebla de la mañana
huyendo por los barrancos.
¡Este insomne sueño mío!
¡Este frío
de un amanecer en vela!...
Resonante,
jadeante,
marcha el tren. El campo vuela.
Enfrente de mí, un señor
sobre su manta dormido;
un fraile y un cazador
—el perro a sus pies tendido—.
Yo contemplo mi equipaje,
mi viejo saco de cuero;
y recuerdo otro viaje
hacia las tierras del Duero.
Otro viaje de ayer
por la tierra castellana,
—¡pinos del amanecer
entre Almazán y Quintana!—
¡Y alegría
de un viajar en compañía!
¡Y la unión
que ha roto la muerte un día!
¡Mano fría
que aprietas mi corazón!
Tren camina, silba, humea,
acarrea
tu ejército de vagones,
ajetrea
maletas y corazones.
Soledad,
sequedad.
Tan pobre me estoy quedando,
que ya ni siquiera estoy
conmigo, ni sé si voy
conmigo a solas viajando.

2 comentarios:

  1. Una joya...Es como si el ritmo de las palabras, la sonoridad, te llevara a las tierras de Castilla. Elaborado en su simpleza, con la imagen justa, redondito. Es Machado. Qué le vamo a hacé.

    ResponderEliminar
  2. Esa estrofa final,resaltada en rojo,me diò escalofrìos,por la exacta sintonìa que sentì... :S

    BESITOS X METRO

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...