martes, 10 de mayo de 2011

tanatoseros

Familia de floristas, antes habian tenido un negocio grande, en la avenida, con rosas frescas todo el año, y bouquets para las novias y claveles para los aniversarios. Ahora solo hacian coronas. Trabajo de negro, cortar alambre, forrarlo para disimular, elegir las flores de acuerdo a la barata del mercado para que la cosa dejara ganancia, pegar letras en la banderola violeta, tu amado esposo, tus cuñados, los amigos del club, Socerane y Cia., el club de Leones.
El olor a las flores era tufo que llevaba pegado al cuerpo y cuando llegaba a la casa se bañaba como quien trabaja en el burguer king.  No queria oler a flores de muerto como el pibe del burguer no quiere oler a hamburguesa.
Entonces abre la ducha y el agua corre, se refriega el olor a siemprevivas que lleva en la axila, el olor a lilium que le rezuma por entre los dedos, se trata de sacar el verde que otorga seriedad y confianza a los arreglos, se huele, se mete los dedos en los agujeros de la oreja, atras de la oreja, de cada oreja , del ombligo, empieza a repasar la limpieza el pubis que sigue oliendo a flores, se mete los dedos, orquidea dicen, orquidea abierta, se mete los dedos para ver si hay olor a flores. Se pasa jabon hasta que se saca el olor a orquideas, se acaricia hasta que no tiene mas olor a muerto.

(recuerdo que este blog fue hecho para colgar cuentos eroticos de mujeres que no escribian cuentos eroticos, volvemos a las fuentes)

3 comentarios:

  1. Es una hermosura, una hermosura con todas las letras, hurgar para despojarse del olor de las flores...

    ResponderEliminar
  2. curiyú!!! es una porqueria, pero el oficio tiene que ver con la practica. Hacia tanto que no escribia un relato erotico que los nuevos lectores ni sabian de que iba este blog. Creian que era un blog de musica, jajajaj.

    ResponderEliminar
  3. "Y se siguió acariciando hasta que se olvidó de las flores y los muertos…"
    Yo trabajé un verano en una emvasadora de especias. Un día volvía verde oliendo a orégano, otro rojo oliendo a orégano y así. El peor era el comino.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...