jueves, 19 de mayo de 2011

relatos sueltos que andan por aqui y acullá.

Ordenando archivos, aparecio este, que yo nunca publiqué .Estoy desasosegada y quiero juntar fuerza para volver a mi novela Kandor. Tener una novela en carpeta te garantiza  ser escritora. (tengo una novela, puedo decir mientras le pongo sacarina al cafe, y entonces sentir que -de verdad-soy una escritora. Que no es una fatua impostación, como esta cuestion de los blogs o de un libro cuya edicion me pagué yo de puro pavota).
vamos con el fragmento, que quiere ud. esto no es la novela, no pida demasiado de un pobre post.



Él era muy creido, venía allende los mares y habia poseído mujeres en Troya, en Libia, en Sicilia, mujeres jovenes y hermosas (no es dato menor) que se ofrecían al guerrero con avidez y solicitud. Ulises creyó que podía poseer a la sirena engañándola. Ella,temo decirlo, no tenía experiencia en hombres, y cantaba por solo el gusto de cantar (yo creo que cantaba como los hombres de la pampa, para no sentirse tan sola, todo el mundo sabe que  el mar y la llanura son equivalentes) y además estaba el tema del cuerpo, con esa cola de pescado (la sirena era un pescado) que le hacía pensar que jamás iba a ser mina de Ulises.  Eso era una espina atravesada en su cuello de mujer.
Pero como esperar le fue dado, esperó como solo pueden hacerlo las mujeres y las sirenas. Y se quedó callada. Y a los dioses que cuidan las cosas terrestres y las cosas marinas les otorgo el don de la piedad. Ulises se puso a hacer unas fintas de boxeador preparado en algun pueblo del Chaco, y la sirena se fingió afónica, y las imposibilidades del cuerpo se arreglaron vaya a saber cómo (en cosas de hombres y mujeres con la voluntad alcanza) y finalmente terminaron como en las buenas películas, uno amando al otro.
Dicen que hubo un engaño. Yo no me lo sé.

5 comentarios:

  1. Oh. Esto si que me hace pensar en mi mismo (???), y encima me habla del Chaco y se me pianta un lagrimón.

    ResponderEliminar
  2. Otros finales. El dragón contando por tv como venció a San Jorge, por ejemplo.

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  3. curiyu ¿porque ud. no tiene mi libro eh? eh? mandeme la direccion chaqueña y ira por el rio navegando por oca simple.
    Mostro, ud. podria contar una historia de orson welles donde los marcianos venian de verdad y la gente creia que era un programa de radio

    ResponderEliminar
  4. ¿Vos decis que con la voluntad alcanza?

    Mmmmmmnosé,eso yo sí que no me lo creo tanto que digamos... ¬¬

    BESOTES ACUÁTICOS :)

    ResponderEliminar
  5. escucheme Gabi, yo digo que con la voluntad alcanza cuando dos quieren. Por ej. la hormiga y el elefante, la sirena y ulises, Cuando dos quieren el universo se abre y todo es posible. Pero tienen que querer.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...