miércoles, 15 de septiembre de 2010

maquinaria pizarnik

Por ahí porque era del sur de acá, por ahí porque era suicida, por ahí porque era amiga de cortazar y quería ir a París y encontrar el París de los libros, por ahí porque era una pobre mina y me da lastima y porque era loca, y porque yo soy del sur, vengo de una familia de suicidas, y siempre quise conocer París y porque el día de verano que cortazar murió, yo estaba en gesell y lo llore como a un amigo querido y porque soy una pobre mina (exitosa, si pero adentro hablo, adentro soy una pobre mina) la quiero a Pizarnik. Yo no soy loca, pero la locura es un pozo que rodeo,porque como todos los pozos, te dan miedo y ganas.
Me enteré que tenia una pequeña obsesión con la papelerìa . Copy and paste de Mariana DI CIÓ
Un simple vistazo es suficiente para constatar la extremada variedad de soportes textuales: folios sueltos de todo color y formato (hojas canson, hojas de calcar, hojas rayadas de carpeta N° 3, hojas de contabilidad color celeste, hojas cuadriculadas sin margen, hojas en formato A4, hojas con membretes, papel ilustración, un repertorio alfabético, fichas N° 1; carpetas oficio y N° 2; cuadernos del tipo escolar y de dibujo, con espirales y cosidos...) y una asombrosa inconstancia en el uso de colores e instrumentos de escritura: lápiz negro, lápices de colores, lapiceras, biromes, marcadores de distintos grosores y, por supuesto, un par de máquinas de escribir, que permitían a Pizarnik no sólo alternar fuentes y estilos sino también introducir, mediante un simple cambio de cinta, colores como el rojo, el verde, el turquesa, capaces de romper la monotonía de una escritura en blanco y negro. Dicho sea de paso, es famosa aquella máquina de
escribir en letra cursiva que, acercándose a la escritura autógrafa, subraya la adecuación entre los instrumentos elegidos por la poeta argentina y su escritura misma, tal como se lo señala Héctor Bianciotti:
Tu máquina de escribir me da envidia. He visto muchas tipografías que imitan las antiguas caligrafías–totalmente desaparecidas porque ahora cuando uno dice «qué linda letra» es porque,
grafológicamente inconsciente, pretende ver las cualidades del scriptor– pero nunca una letra como la de la tuya. Como es tan parecida a tu letra, pienso que se trata de una máquina de escribir a mano-
Ciertamente, Pizarnik sentía fascinación por los objetos de papelería –«Inclusive el papel (Perdón: sufro del complejo de Peuser) es magnífico (sabrás que soy una amoureuse de papier à écrire, (…) de todo aquello que sea papel,


Además leo que tenía un Palacio del Vocabulario, una especie de tag, como yo tengo en el otro blog el Palacio del Rocanroll. Ve señor??? las dos tenemos palacios.
Yo nunca le di nada de bola a soportes y grafías, pero tengo un amigo querido que si ¿eso no cuenta???? Ah, el que quiere encontrar signos, encuentra.
quiero decir que no estaba pensando en pizarnik . Estaba pensando en él.

4 comentarios:

  1. Pizarnik y yo hubiésemos hecho un dúo impresionante. Entre papeles.

    ResponderEliminar
  2. curiyú,unicamente que ud. se hubiera tomado el tunel del tiempo (que por supuesto no sabe lo que es, es una serie donde te parabas adelante de una espiral psicodelica que daba vueltas y te tragaba y llegabas a otras coordenadas) porque ya le dije que
    a) ud es un pendejo
    b) vive en la concha de la lora (ud., ya que a.p, vivia acà nomas)
    c) la chica me hubiera hecho feliz a mi, no a ud. Ud. no tenia chance, hagase cargo
    d) le mando cariño. Lea mi receta de pollo a la aceituna en mi otro blog.nosoyloquedeberia.blogspot.com
    e) que envidia tener hijos chicos.

    ResponderEliminar
  3. ¿A usté no le pasa, sirena, que entra a una librería y le angarra un ataque de felicidá? Yo soy feliz en las librerías de papeles, casi, casi como en la de libros. Me pueden las lapiceras de colores, los sellitos, los papeles, los cuadernos, las carpetas, las agendas.
    Cómo la entiendo a la Rusita...
    Yo sufro porque tengo que hacer boletines, registros, libros de temas y toda esa mierda burocrática, con color NEGRO. Ni un mísero fucsia, o rojo navidad, o verde inglés (con perdón). Así está la educación, mon chérie,por falta de colores todavía no nos sacudimos la noche negra dentro de las escuelas.

    ResponderEliminar
  4. le conte Grace que soy jefa de un servicio de adicciones hace unas semanas? Bueno, en la reunion de equipo me pidieron que dejara un cartel en la sala de espera que dijera que no se podia escuchar musica, ni comer, ni tomar mate.
    Yo cambie de tema. Esta bien que en una sala de espera hay gente que esta mal y no tiene ganas de que al lado haya un picnic, pero me parece que mas tiene que ver con la noche negra de la que ud. habla.
    Yo misma me visto demasiado de negro. Me parece que me queda bien, pero ¿no seria lindo una sirena psicodelica y que al que no le guste le den por culo????

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...