domingo, 22 de septiembre de 2019

por todo el mal que me has hecho.

La venganza es una sopa fría
y no me conforma
Necesité un manjar como un guiso
y esto que la vida me da
me hace sentir a la vez aliviada y triunfal
pero no
no era eso.

Pongo los ojos aviesos, que sonríen
como diciendo mirá vos
a cada chancho,
te tocó la hora
Debería ser suficiente
por todo el mal que me has hecho

La cosa se hubiera arreglado con palabras
y no con este cobrar factura
a destiempo
y sin ganancia.

1 comentario:

José A. García dijo...

Recibir el golpe y no saber por qué no tiene el mismo efecto que saber porqué se nos golpea.

Saludos,

J.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...