domingo, 10 de junio de 2018

Kintsugi

 Nada permanece indemne para siempre.
Ni los cuerpos ni los objetos
Hablemos hoy de una técnica japonesa que entiende que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia

A mi que me reparen con "el oro de las palabras"
La expresión es de Neruda, la usa cuando habla de la colinización:  “Se llevaron el oro, se llevaron la plata, se llevaron todo. Nos dejaron las palabras”

El tiempo me dejó el oro de las palabras con que me suturo las cicatrices, la leve torsión de mis dedos por la artrosis, las cicatrices: (aquella que podes tactar en el periné, entre la vagina y el ano, que me hicieron para que pudiera parir pibes y no desgarrarme, la otra de una araña que me picó en el pecho, la de las operaciones) , me suturo los engordes y los adelgazamientos, el apelmazamiento de lo que fuera una piel tirante y tersa. Ahi, el cuerpo cuenta su historia. 

Como en kintsugi, la belleza está en quien pone los ojos y ve. La belleza esta en las palabras que usamos para hablar de esto roto.

quien quiera oir, que oiga





8 comentarios:

  1. Terreno escabroso.
    La decadencia y decrepitud no son virtuosas, lo virtuoso es como llegaste a vivir lo vivido. No hay nada bello en la vida de un banquero lleno de cicatrices y deformidades propias del paso del tiempo, (ese carnicero paciente), y ni respeto merecen las arrugas de una turra delirante como "la madre teresa de calcuta".
    Al fin y al cabo no somos cosas, por mas empeño que le pongan, no somos cosas, ni rotas ni sanas, no somos cosas.

    Aviso urgente:
    Se necesitan seres humanos con premura para dotar al planeta del amor sensato, que se ha fugado con los zombies que actualmente pululan sobre su superficie, atmósfera y concentraciones de agua.

    ResponderEliminar
  2. también usamos esas palabras para embellecer lo que queremos...

    no me gusta la frase tampoco... no sé, quizá no hay que hacerse tanto problema con las marcas de la vida...

    desde hace días tengo una frase de Oscar Wilde que me pegó, está en el lateral de mi blog... si querés saber andá je...

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. "La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno sigue siendo joven." Oscar Wilde

      Eliminar
  3. calamaro hablaba de los pedazos rotos del espejo interior.
    yo siempre dije que somos un puzzle de los pedacitos de espejos que reflejan lo que nos gustó en la vida...

    ResponderEliminar
  4. che, que yo no me hago problema por envejecer. Esplendo y peor estar muerta.

    ResponderEliminar
  5. de mis comentadores, aparte de Frodo, nadie se cocina al primer hervor, jajajjajajajj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, alguien me llamó?

      Roto y mal parado nos gusta decir a los ricoteros.
      A Miguel Angel le gustaba dejar la cosa un poco sin terminar, que se notara cierto apuro, ciertos cráteres en la historia de los objetos. Decía eso y después se mandaba el David que es impecable

      Beso!

      Eliminar
    2. yo te diría que estamos bien breseados...
      por lo tiernitos...

      Eliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...