lunes, 11 de junio de 2018

el biribiri

Como era muy alto y muy negro y con los ojos achinados, el guardapolvo gris que los varones usaban entonces como uniforme (tambien había bleizer verde, corbata verde, pantalon  negro) en la escuela confesional en la que cursé tercer año, lo hacia parecer como un fabriquero. O como un tipo que estudiaba en un Industrial. Era de géminis como yo y había nacido el día de la independencia del Canadá.
Fuera de la escuela llevaba unos pantalones horriblemente fuera de moda, como un jacqard, no se explicarlo pero en mi cabeza veo el dibujo.Los lindos, los modernos usaban Levis Strauss.  Era músico. A los quince años ya era definitivamente músico.
A mi me gustaba mucho y de lejos era el más inteligente del curso. Lejos, lejos. Me hacía el biribiri todo el tiempo. Y hablaba de mi con Gustavo, su compañero de banco.
Repitió tercer año, porque no estudiaba y para pasar de curso tenes que estudiar, no alcanza con la inteligencia. Sabía de jazz (tenia 15 años) y me hacía el biribiri,  hablandome de Mikonos y de un montón de cosas de las que me acuerdo puntualmente. Yo también tenía 15 años.
Una vez me dio un beso en la boca. En un picnic de fin de año, en una pileta de la editorial atlántida, que el padre de algún compañero había conseguido de garron para que fueramos nosotros a terminar el año.
Fue el primero que me escribió un poema  y tambien algo en el piano (que no recuerdo, era una variación de jazz)
No me avanzaba porque yo tenia un novio grande: El tenia 15 años y mi novio 20, la diferencia era abrumadora y no había huevos que lo resistan.
Me acuerdo  puntualmente de su orgullo de ser quinta generación de argentinos, con lo cual  provenía de cruza de india con conquistador. Algo de eso persistía. Su viejo era un vendedor mayorista de ferretería, pero él era músico a los quince años.
Insisto tanto con la edad, porque ahora de grandes nos parece que a los quince años sos un pendejo que  no sabe nada de la vida, pero el me hablaba de Mikonos, me hacía el biribiri y me escribía canciones de jazz cuando yo iba a su dormitorio (que tenia una mesa de lata) y lo escuchaba tocar el piano y escribir en su cuaderno, en el que alguna vez escribi algo: Si guardara sus cuadernos espero no haber sido demasiado estúpida. La Nilda de ahora es como el Marty de Volver al Futuro: no quiere que el pasado la abochorne.
https://www.youtube.com/watch?v=GC0ql0OjgO8
No entiendo porque no queria avanzarme: no tenía novia y supongo que era mas virgen que la virgen maría. No lo hubiera reconocido en público, seguramente.
Me guardo su nombre.  Creo que vive en Israel o algo así. Fue músico de Santana ¿pueden creerlo?
La pregunta del millón es que cosa recordará de mí. Probablemente nada.
Me gusta que  me gustaran los inteligentes, no los lindos.
Ahora cuando paso por su casa de lanús, no se muy bien cual era su puerta, a la que toqué miles de veces en ese año de 1970.

Que quedará de esa, la que fui. El tiempo revolea la hojarasca. Hace frío. Este es el poema, que me dio con un dibujo con puentes e islas. Lo reconstruí como pude. Seguro le faltan partes.

Intente con traerte a mi lado
un beso
La ciudad de oro tiembla
Su rey y único morador se pregunta
Que haré con vos
Te vestiré de recuerdo?
Te daré las llaves del reino?
Un beso
Es una respuesta?
Diez besos?
quizá mil?
Hoy es una noche blanca
Y las noches blancas son como un quizá.


5 comentarios:

  1. que lindo recordar... mas bien es lo único que hacemos cuando avanza la edad... yo estoy en eso como habrás visto, cada vez mas en el blog... y creo que vos me dijiste de escribir sobre lo mismo... creo....

    así que fue músico de verdad el morocho... grosso... te perdiste de andar por le mundo como una hippie rockera ja...

    o quien sabe, los músicos no son muy predecibles tampoco...

    ResponderEliminar
  2. yo no me perdí nada, amigo.
    SI alguien perdió algo, fue el, jajajjaja
    ¿queres que me tire abajo?
    che, ultimamente me estas tratando de vieja muy seguido:Yo además de recordar, voy a la facultad, salgo con amigas, edito un libro.
    Ademnas recuerdo porque he vivido. Nada menos.

    ResponderEliminar
  3. "No me avanzaba porque yo tenia un novio grande"
    "No entiendo porque no queria avanzarme"
    ¿En que quedamos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que aunque yo tenia un novio grande, eso era negociable.
      Yo no era propiedad de mi novio, entiende?

      Eliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...