jueves, 17 de mayo de 2018

rusos todos y yo rusa.

VLADIMIR MAIACOVSKY (1893-1930) (gracias Eduardo S que me lo hiciste leer a la mañana antes de ir a trabajar) 
PASADA LA UNA DE LA MAÑANA…
Pasada la una de la mañana. Debés haberte ido a la cama.
La Vía Láctea derrama un río de plata a través de la noche.
No tengo apuro; con relampagueantes telegramas
No tengo motivos para despertarte o preocuparte.
Y, como dicen, el incidente está cerrado.
El bote del amor se ha estrellado contra la amoladora diaria.
Ahora vos y yo somos renunciantes. Para qué molestarse
en saldar penas mutuas, dolores y heridas.
Mirá qué quietud se establece sobre el mundo.
La noche envuelve el cielo en tributo de las estrellas.
En horas como éstas, uno se alza para arengar
Las épocas, la historia, y la creación toda.
Encontrado en el bolsillo de Maiacovsky después de pegarse un tiro. Parece haber sido parte de un poema más extenso, porque los rusos no se andaban en chiquitas, en poemas de pocos versos
Tuñon, que amaba lo ruso, como yo, y ademas tambien escribía a la manera rusa, lo decía asi "Maiacovsky se había oradado el sueño"
y yo tambien soy rusa, como lo demuestra haber escrito , hace muchos años, como 8, este poema ruso, muy digno de taigas y tundras, de vodka de papa y de mujeres gordas con pañuelos anudados en el cuello.

Poema ruso

a Andreika me halagó diciendo que parecía traducido del ruso
por un exiliado argentino que trabaja en negro en una editorial española.

Vagabunda,
hechada a perder
desaliñada
pendón,
no duerme.
Aparece él -no es hora de que esté allí,
no es hora para nadie
y ella le pide.
Él la reprende como a una cría,
con una orden seca,
de mandadero encumbrado,
de capataz de estancia que fue jornalero  y se olvidó,
definitivamente como un padre severo y ocupado en negocios                        
harto de ser interrumpido.
Se la saca de encima
se sacude fastidiado
no tiene calderilla para tirarle
y no es cuestión de sacar un billete de dos mangos.
Las cinco de la mañana
no es una buena hora.
¡Lo es para obreros , pero las fábricas que ya  existen!
¡Lo es para coperas que vuelven del trabajo a acunar a sus hijos!
¡Sólo para los enfermeros que finalizan su guardia
 y agradecen que nadie murió esa noche!
Entonces ella, desaliñada perdida pendón
 se vuelve  a su montoncito de ropa de cama
caliente aún,
se tapa,
murmura algo para sí
y se duerme.

¡Es que nieva tanto en Kiev!
Avergonzada, acalla su corazón de pordiosera
y se consuela pensando

que nadie murió esa noche. 

7 comentarios:

  1. este tipo (el darno), también era un enamorado de maiakovsky
    tambien escribía poemas algo rusos
    o mas bien bolcheviques
    comunista bue..


    https://www.youtube.com/watch?v=cDGqra0Xhlc

    ResponderEliminar
  2. Dame un bandido
    beso bolchevique
    dame tu pena en Vallejo después.

    tambien me buscan Vallejo, y la voz titilante de Fernando Cabrera.
    no siga diciendo estas cosas que me va a enamorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quise poner gustan, pero me buscan esta muy bien, muy bien.

      Eliminar
    2. ademas, señor, yo uso para condimentar cúrcuma y ajonjolí.
      las sirenas amamos esas cosas.

      Eliminar
    3. se sabe que no debe uno andar enamorando sirenas,
      a riesgo de hundir cada barco en que navegue

      Eliminar
  3. acabo de darme cuenta que ya no existe el billete de dos mangos
    dolor país.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante lo de Maiacovsky, si alguna vez me suicido quisiera escribir algo así antes.
    Me encanta "La Vía Láctea derrama un río de plata..."
    También me gusta tu poema ruso, eso si, cambiá "billete" por "moneda"... ¿"cospel" es ruso?

    De un enamorado de Dostoievsky,

    поцелуй !

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...