jueves, 10 de mayo de 2018

el vestido que nos vestía.

Se ha descosido el ruedo del vestido que nos vestía.
Algo se ha roto
en eso que llevamos puesto ,
hay entre nosotros el tácito acuerdo
de que caminando rápído
los demás no podran notarlo
y ojala que con esto alcance

Pero yo lo noto
Nos chinga la alegría
nos delata el silencio
el encaje de la enagua se me ve por todos lados.

Me llueve por el alma
la desazón de lo inesperado
tan ahorita esto
quien lo hubiera dicho, a estas horas, y en pelotas
si tantos planes, si tantas madrugadas
tantos años
tanto tocarte el pie mientras dormíamos.

yo camino de puntillas por mi vida
tratando de no pisar las baldosas blancas
porque caería en un vórtice que me engulle

Los que andan en la vereda no perciben mi terror
ni me salvan por un rato.

se ha descosido el ruedo, y no alcanza el garbo nuestro
la parada, como se dice en el tango.
Espero que las cosas se arreglen solas
porque carezco de plan b.



2 comentarios:

  1. Ay amiga... Ay. Se de eso. Sólo te dire algo: aunque no lo sepas, hace años que estás viviendo tu plan b.

    ResponderEliminar
  2. ah y gracias por ese enlace de senasa de ese diario El Disenso, lo hice bastante viral ja... así andamos con este hijo de puta que nos tocó a ambos, porque se que tampoco fuiste tan boluda para creer esos papelitos de colores...

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...