sábado, 5 de mayo de 2018

la muerte de un bloguero. Chau, Mario Rivas.

Mañana hace 9 años que soy bloguera. El 6 de mayo del 2009, sin saber muy bien para que, o adonde me iba a llevar eso, inauguré elnosoyloquedeberia.wordpress.com que en ese entonces era simplemente nosoyloquedeberia.blogspot.com y un día empezó a andar mal y al otro desapareció. Por suerte para mi, ya lo había pasado a wordpress.

Hoy, un día antes, y como doloroso vinculo, me entero por azar, que hace unos meses, poco después de cumplir sus 57 años, el bufalo de Metal,  el Ojo con dientes, nos dejó y se fue a pastar por ahi. Mario Rivas se llamaba, era periodista y estaba muy orgulloso de su voz. Decía que la suya era "una publicación efímera" y agregaba "como todo". No me lo imagino sin poder hablar, tomar vino, fumar. Dijo una amiga suya "se murió en defensa propia" en el medio de una cirugía, cuando seguro la carcaza no le daba mas.

Me dicen por ahi que tenía cáncer en la garganta, que ya no hablaba ni fumaba ni comía, ni se reiría con su risa grave. Eramos muy amigos y me publicó muchas cosas en su blog. Me daba ánimos para escribir, me decía que yo escribía bien, nos mandábamos muchos mails. Nunca lo conocí personalmente, porque vivía en Córdoba capital, y yo acá.
Una vez me hizo un dibujo para la cabecera de este blog. Otra, me mandó una tarjeta, una acuarela. También me hizo la tapa de mi libro. Nos queríamos como se quieren las personas que comparten mucho tiempo hablando.Hablando de literatura , que es una de las formas que tiene uno para hablar de la vida misma. Como era generoso, me hizo conocer a Dalton, y a los cuentos de Sheppard, y me regaló alguna frase como "de a uno se cuentan los mistoles".
Si el yo se construye a partir de la herida que dejan todos a quienes conociste y de alguna manera quisiste: yo tengo varias cicatrices de esa relación: incluso el nombre de este blog salió de una conversación con el Mario: el tomaba vodka stolichnaya, supongo que era un gran bebedor, y cuando abrí mi blog (se iba a llamar sirenas ahogadas en mijo) salió este asunto del vodka.Sonaba precioso y quedó.
Le dedique unos cuantos cuentos. Porque cuando uno escribe, mucho de lo que sale por la pluma, viene de las cosas cotidiana.

 Se muchísimas cosas del Mario, que provienen de esas charlas que teníamos mientras cuidaba a su pequeño bebe, Santino: A él le gustaban como a mi las largas cartas. Y me contaba de sus hijos grandes (Pablo y Jimena) , de su joven mujer fotógrafa, de su ex mujer Susana,(se vanagloriaba de que no se peleaba con sus exmujeres)  de su ex suegro fotógrafo. Sobre todo hablábamos de escritura. De fuentes (las letras) en los textos. No le gustaba Bradbury y amaba mucho La conjura de los necios. Era muy culto, muy tenaz, muy engreído. A mi me fascinaba su seguridad. Decía las cosas como si fueran como él las pensaba. Y sin embargo era cálido y piadoso: Estaba muy orgulloso de su madre, la Mima, que había sido revolucionaria y me contó un episodio de cuando lo chupo la dictadura y no era mas que un crío.
Después la vida hace su tarea y yo ni siquiera me había enterado que tenía cáncer, que ya no hablaba, tal vez me imagino la bronca que le habría dado, odiaba la medicina convencional y era un convencido de las virtudes de la homeopática. Tenía un proyecto cultural llamado el ojocondientes, que fue blog, programa de radio, periódico mural y bar en la terraza de su casa La Cariñosa.
Nos enojamos por razones bizarras que no vienen a cuento. Nunca pensé que moriría.  Tengo una serie de relatos, donde el personaje del Rengo está inspirado en Mario. El será para siempre el chico que amaba a Leonardo Favio, a Cristina Kirchner, que tenía una biblioteca enorme, que mangueaba guita para llevar adelante su proyecto cultural, con el derecho que le daba creer que la cultura hay que sostenerla a como sea. 
Cuando escribí aquel libro, separé dos y los envolví en papel barrilete amarillo: Uno se lo envié por correo a Graciela Lutzki  y otro al Mario. Sin ellos, que me estimularon a que escribiera no lo hubiera logrado.  Me queda la cosa esa de no haberme despedido, de haberle dicho algo bueno.
Por eso , in memoriam de tantos mails que fueron y vinieron de cordoba a lanús, hace ya mas de 5 años, le dedico el aniversario de mi otro blog, al recuerdo de Mario Rivas, mi amigo que no conocí . Me gusta la idea de que exista un cielo, para pensar como se reiría socarronamente al leer estas lineas.  Ojalá que haya habido banderines en la orilla para recibirlo.
gracias amigo bloguero,  me hiciste mejor persona, cuando yo ya estaba hecha del todo.
Resultado de imagen para sirenasahogadasenvodka
esta es la tapa de mi libro, un Mario Rivas legítimo. 

Resultado de imagen para sirenasahogadasenvodka Este es un dibujo que hizo para mi blog en una de sus famosas libretas moleskine.

Resultado de imagen para sirenasahogadasenvodkauno de los dibujos del Mario.

9 comentarios:

  1. Gracias sirena, gracias por las palabras que enllenan el alma. Gracias

    ResponderEliminar
  2. no había manera de no quererlo, tan demandante y tan generoso.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Gran título, gran entrada.
    Beso

    ResponderEliminar
  5. Y si no hay cielo, por lo menos que sea un lugar agradable en donde podamos continuar adelante.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dejar algo en los otros, al menos , es un buen consuelo.

      Eliminar
  6. Pasé unas cuantas veces por ese blog, pero me fui de ese maravilloso mundo del sentir de la cosa personal hace tiempo. Menos mal que Nilda me trajo de vuelta como diciendo: -"Qué te pasa Pibe, porqué no lo registraste debidamente a semejante bloguero y tan valiosa persona (según cuenta)"?
    Tengo que volver, debemos volver a sentirnos porque la muerte se encarga rápido de meternos a toditos en caja, y ya es tarde...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ud. retome su blog. Que tanto. Le mande un correo a su mail para que me escriba algo de Silo y no me contestó.
      Escribame.

      Eliminar
  7. hermosa entrada de nuevo... y creo recordar que lo nombraste alguna vez a este Mario, al parecer alguien muy querible y que quizá tiene cosas en común conmigo por lo que decís de él... una pena como dicen acá no haberle prestado atención en su momento aunque eso no sirva de mucho... voy a poner ya un tema de Favio en su honor...

    saludos también a vos por tus 9 años de lucidez en tus blogs y por tu don de gente por este recuerdo...

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...