domingo, 21 de enero de 2018

regalos de infancia.

Para adornar los regalos
nomelovides de tela
color rosa pastel o celeste cielo
que compre en la tiendita
para que adornen el cuello
del vestido camisero
de mi madre

Nomeolvides con abrojos
en  tallos de verdad
cruzadas entre si
haciendo un ramillete
prendidas donde el corazón late

o colonias muy baratas
o pañuelos en caja
doblados en formas artísticas,
o un perfume con forma de chinito
con la tapa como cabeza.

Una vez superé mis propias marcas
y fui a una  perfumería Ivonne,
compré una caja de obsequio
con jabones
con olor a violetas de Parma,
Algo sofisticado
para la que yo era entonces.

Tal vez la vida era mas fácil
o los niños siguen siendo asíResultado de imagen para flores de tela nomeolvides

2 comentarios:

José A. García dijo...

Los perfumes Paco hacían estragos en mi infancia... Y lo peor es que llegando a tener al menos 5 de ellos al mismo tiempo, nunca los usé...

Saludos,

J.

Manuel Alamo Septiem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo