hugo pratt

hugo pratt
SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


miércoles, 5 de abril de 2017

parloteo del angel

Resultado de imagen para dibujos de angeles antiguosTendríamos que habernos anticipado, acá mi grupo susurró después que ella podría no haberlo hecho, y lo hizo e incluso alguno murmuraba perdonándome el desliz, como si yo no fuera todo lo responsable que nuestra tarea requiere.
Digamos la verdad, yo ya no la cuidaba tanto porque es como que andaba en automático, regulaba bien, salvo algunas veces.Nunca crei que se animara y al final soy como la familia que ahora anda diciendo que no daba ninguna señal.
Señales daba, pero no me parecieron pedidos de auxilio, solo cansancio.
Me la encomedaron cuando nació. La madre le hizo la cruz y la frente y yo -que venía de cuidar a un niño que duró lo que un suspiro y se fue enredado en cablerios, tan santo como el día que vio la luz- fui para quedarme en esa cosa que los humanos llamarian su alma.
El lado oscuro la disputó casi nada, Y cuando era chica, mientras la miraba mas que la madre, te digo, en mi grupo eramos seis o siete porque no es como con los nenes de ahora que en un cumpleaños, entre ellos y nosotros, el espacio es compacto y decí que somos intangibles, si no no entraríamos.Ellos pueden dar cuenta, y como cada día me rezaba en letanía esa oración tan estupida de la "dulce compañía", le acariciaba la cabeza, le ahuyentaba los monstruos y cuando estaba enferma,hasta le bajaba la fiebre, un exceso, ya se sabe.
Asi que hubo poca oscuridad, pero en cambio mucho libre albedrío. Que se creia que era, una mariposa?
Y al lado oscuro se la disputas con latines, con oraciones, con estampitas, con cilicios, o con canciones de vox dei o lo que fuera que se use en ese recoveco del tiempo. Nuestro tiempo no es un tubo como el de ellos, el nuestro -la Eternidad- es una  planicie sin principio ni fin. Pero tiene recovecos y ahí entra el color humano. Y alguna vez hablamos que el problema con esta alma que me había tocado cuidar no era la perdición de la maldad ,sino el libre albedrio y sus urgencias, su fascinación. .Y yo tendria que haber estado atento, aunque ella no me convocara, Rezar? No, ni por equivocación. Sin embargo era mi trabajo, era mi protegida y no la iba a abandonar en la estocada. Nunca hizo nada que me obligara a pedir un nuevo proyecto.
Tenía la cruz del bautismo y su luz, pero aca eso era como esos tatuajes berretas que cuando pasan los años se ponen borrosos y habria que haberlos cuidarlos, darles trato especial, renovarlos. Bueno, podría decir en mi descargo que ella no lo hacia. Inclusive se las daba de agnostica, o (alguna vez) de hereje.
Pero a diferencia de algunos mortales que cuidan estos que hablan hoy -porque hablamos, si no todo es muy aburrido en la Eternidad- no era una persona mala, ni aun mirada al dedillo.Tenía el don de la compasión.
Como iba diciendo, el problema era el libre albedrio y la fascinación que tenia de pasar limites para probarse. Eso es lo que daba que hablar en mi grupo. A mi, en cambio, me mantenía alerta como si en vez de cuidar a una señora mayor,que  ya -por el simple transcurrir de la naturaleza humana.- vendria a nuestro Reino, cuidara a un tarambana, el peor de la mala junta, que coqueteaba con el Mal de puro boludo.
Yo hacía la plancha sabiendola buena y  creia que sería juzgada y que entraria, como cuando uno prepara a un alumno en Algebra y el alumno se sabe todas las mañas. No contaba con la voluntad inquebrantable de torcer el destino que tienen los humanos.
Uno los ve ahi, tan disparatados,tan tambaleandose con las infinitas aristas de la vida, tan haciendo parodias mientras luchan contra la fuerza de la naturaleza, la fragilidad de la carne, y todo lo que Dios les dio para hacer malabares,  que no pensaría -si no fuera zorro viejo- que pueden torcer el destino.
Yo los dejo que hablen. No es que yo no la cuidara y tampoco que ella fuera ganada por lo oscuro (asi dije cuando me pidieron cuenta, porque acá los balances son implacables) pero se ve que estaba cansada y que de verdad que pensó -ya sin saraza- que no habría otro cielo, no contó conmigo para nada (ingrata, se olvidó de las veces que la ayude, llamandolo azar) y dio un saltó de fe y cayó al vacío



4 comentarios:

  1. De tanto parlotear, se descuidó. Que mal ese ángel.
    Bien contado.

    ResponderEliminar
  2. mi comentador estrella!!! jajajaj.
    que blog este mio que ni prometiendo en la cabecera que iba a visitar los blogs de otros, me dejan comentarios
    Gracias Leonardo, por pasar!

    ResponderEliminar
  3. Buen relato, eso de las señales que no se supieron ver, tiene relación con mi comentario anterior.
    Me gustó que en el mismo párrafo aparecieran con minúsculas vox dei y color humano. Color Humano merece un lugar en mi Evangelio

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. GUIÑOS PARA QUIEN SEPA VER, NOMAS.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...