domingo, 2 de abril de 2017

extraños en la noche.

Abrió la puerta y en nuestra cama hubo un revoleo de acomodo. Quería agua y ella le dijo que ya iba, que volviera a la cuna, que ya iba, dale Cata,anda,  pero la piba se quedó igualita que Drew Barrymore viendo al ETResultado de imagen para drew barrymore et
No me conocía porque yo siempre llegaba después que ella me mandaba un guasap de que estaba dormida o el fin de semana que pasaba con su padre. Maldije a mi suerte y repasé los gritos y susurros con lógica de censor.
La salude con la manito (ya tapado con la sabana) y sentí que sus ojos con rayos X me escaneaban como si fuera un extraterrestre (ella) y yo un sujeto de investigación.Solo faltaba que me pidiera que me destapara y me ponga una sonda en la pija.
Marisa se calzó un remeron que tenía abajo de la almohada y estaba tan linda y resultaba tan natural, tan fresca como si la mujer que me estaba felando hacia nada hubiera sido cambiada por un replicante. Esa mina se transformó, en una nada, en una madre,  y cuando las vi alejarse de la mano (la nena seguía mirándome como si la cabeza se le pudiera dar vuelta 180 grados) me sentí fuera de lugar, no sabía si vestirme, si esperarla. si irme al baño a echarme una meada, porque ahora, con el pene entumecido y derrotado me habían agarrado ganas. Y una vergüenza inmotivada. Pero si yo no había hecho nada.
Entendí de pronto lo que era una familia, me sentí intruso. Escuche una conversación en la cocina donde se decía mi nombre y explicaciones como quien explica lo evidente. Escuche la musica, pero no la letra. Si yo hubiera sido la nena, minga de convencerme rápido.
Para ir al baño tenía que vestirme,y no sabía si correspondía Por primera vez en mucho tiempo me importaba el manual de comportamiento. Me quedé dormido dos segundos, me levanté, me vestí como si en vez de ir al baño tuviera que ir a una entrevista a buscar trabajo y las dos estaban en el dormitorio  y Marisa le contaba un cuento de Pepa Pig, que no tenia ni pie ni cabeza, una total insensatez.
Cuando la dejó con la luz prendida, yo seguia meando largo,y me dijo, lavate sucio, que vamos a retomar justo donde dejé. Las mujeres son seres asombrosos. Me abrazó y me contó que era la primera vez que veia a un tipo en la cama, y que lloraba porque se acordó del padre.Pero que no se podia acordar, que el padre no estaba desde que Cata tenia 6 meses. Ademas yo no la vi llorar.
La que lloraba era Marisa, pero sin escombro, mientras me sonreía.
Y yo pensé en que era hora de tener un hijo.

8 comentarios:

  1. Ah, qué buen relato. Con esa naturalidad innatural con que nos sentimos otros en lo de todos los días.
    Muy bueno, besos!

    ResponderEliminar
  2. gracias, trato de imaginarme en la piel de un varon, esos extraterrestres que nunca lograré entender.

    ResponderEliminar
  3. ...."me levanté, me vestí como si en vez de ir al baño tuviera que ir a una entrevista a buscar trabajo"
    notable¡¡

    ResponderEliminar
  4. ufff muy bueno Nilda! No solo te sale bien ponerte en la piel del varón, sino también en los ojos de la niña.
    Relatos como estos los escuché en confesiones de amigos entre copas.... vos lo hacés literatura
    Beso!

    ResponderEliminar
  5. para pasar a mi dormitorio de niña al baño, tenía que pasar por el de mis padres,inevitablemente.
    Mis padres consideraban que eso era una seguridad para mi seguridad.
    Nunca vi "la escena primaria" que así se llama ver a los padres cogiendo, y que para los niños siempre es una escena sadica donde alguien lastima a alguien. El sexo no es cosa para los niños. Por eso, la gente que de alguna manera tiene problemitas muchas veces tiene problemas en juntar el sexo y el amor. A mi me gustó hacer un relato donde al final, algo del amor aparecia, luminoso por boca de la mujer y en las fantasías del tipo. Escribo porno raro.

    ResponderEliminar
  6. Me parece que lograste bien eso de ponerte en la mente de un personaje masculino. Un personaje que se quedó frustrado por lo que se interrumpió. Parece que no será fácil retomar el clima.
    Bien contado.

    ResponderEliminar
  7. ¿Familia? Creo que en la última actualización de mi sistema operativo eliminé ese término...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  8. tengo una familia: si no fuera por ellos, por mi marido,mis dos hermosos hijos, mis dos nietos (uno ni siquiera me reconoce, la otra me reconviene porque dice que estoy mucho en la pc mientras me maquilla "fantasía zombie" y me pone azul entoda la cara) no podria escribir. Son el piso donde me paro, donde tal vez floto.
    los necesito como un barco necesita un ancla.
    Te mando un cariño y prometo pasar por tu blog, porque si nomas, porque agradezco infinitamente que siempre me acompañes, desde hace tanto tiempo

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...