jueves, 7 de octubre de 2010

vos queres que te explique lo que pasa con el rengo????

 Maestro ¿que es el zen?
He estado explicando Zen toda mi vida, dijo el maestro, y, sin embargo, nunca he podido comprenderlo. Pero, dijo el alumno ¿cómo puede usted explicar algo que no entiende? 
Oh, exclamó el maestro, ¿también tengo que explicarle eso?

4 comentarios:

  1. Talcualmente,nada mejor en determinadas circunstancias como relarjarse y dejarse llevar... :D

    BESITOPPP
    Y buen finde NILDI!!

    ResponderEliminar
  2. el rengo es un animal mítico, como la sirena. Tiene algunos atributos del macho cabrío. Trabaja de noche como sereno, es despectivo con la sirena, y no la quiere demasiado. Es especialista en revistas de mujeres desnudas y es bello como una estrella fugaz refulgiendo en el vacio del universo. El rengo perdió su pierna y tiene una protesis que cubre con medias zoquetes Tom, color azules y la sirena nunca lo vio desnudo pero sabe como huele. El rengo es como el tabano arriba de un caballo, igual que en el diario Critica de Botana. Sirve para que la sirena no se duerma en su arenal. A revez de lo que cuentan las leyendas, la que canta no es la sirena, es el rengo. El rengo canta y la sirena llora como un crio. Y de ahi sale el mar. Pero la sirena llora vodka stolichnaya. Y el rengo gusta de tomar stolich, entonces no tiene otro remedio que sorber de las lagrimas de la chicapescado.
    Espero que su pregunta haya sido debidamente contestada. Yo no tengo nada que ver con ninguno de los dos, solo cuento sus historias, porque alguien tiene que contar por que la mujer pescado se muere de amor por el rengo y el no la quiere ni un poquito,mire ud.

    ResponderEliminar
  3. Marrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrravichoso...

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...