sábado, 2 de octubre de 2010

una de dolina.

Leyendo a Dolina, y las sirenas de Santa Rita, me preguntaba porque tanta gente ha escrito algo de las sirenas. Yo no era una entendida en el tema, hasta tener el blog y si ud. me apura, si se trata emitir criterio sobre criaturas inexistentes, me preocupaban mas los zombies y los chinos. (No hablo de los chinos de supermercado, esos existen, hablo de los chinos de la China, imperio improbable y lejanísimo, donde hay una ciudad prohibida con 999 cuartos y la gente se arrodilla ante una emperatriz que no se corta las uñas)
Las sirenas me vinieron a buscar, yo no las busqué a ellas. Se me pegaron como piojos, y se multiplicaron y ahora soy, que mas, una puta sirena de río.
El blog se llama sirenas ahogadas en vodka, como un chiste para el rengo. Sin embargo y con infinita sorpresa la primera vez que escribí mi primer post en mi primer blog hablé de sirenas, y no de zombies y no de chinos.
La cuestión es que si bien se las puede encontrar dibujadas en  trios o cuartetos, arriba de piedras, las sirenas son minas solitarias. Minas imposibles, minas que no se van a dar el gusto. Yo lo sé. Si yo fuera un zombie o una emperatriz de la china, tendría mas chance. ¿Por que nos siguen hablan algunos significantes? 
Las mujeres que pasamos por aqui somos sirenas. Yo lo sé. Nadie lo diría si me ve que lo soy. Pero con una fotografía kirlan, una tomografía computada o zampandomé un beso de amor en la boca, se podría corroborar cientificamente esta afirmación. Yo lo se, y a veces me basta. Bueno, acabemos de una buena vez con estas pelotudeces, que ya estás grande Sirena, no pierdas el tiempo que se te viene la noche. Escuchemos a los que saben: Dolina y las sirenas de Santa Rita.

Todas las noches a las dos, en una esquina de la calle Sanabria, lejos de los poderes del Ángel Gris, aparecen las Sirenas de Santa Rita.
Se trata de criaturas de perversa belleza, mitad princesas y mitad milongueras.
Atraen a los caminantes desprevenidos con indecentes pasos de danza y con un canto provocativo que dice así:
Aquí bailan las Sirenas,
Sirenas de Santa Rita.
Lo que te dan con el cuerpo
con el alma te lo quitan.
Nuestros amores eternos
son como estrellas fugaces.
Somos fieles y constantes
con el primero que pase.
Sirenas, Sirenas…
que se miran y se tocan.
Le regalamos la muerte
al que nos bese en la boca.
Tal como anuncia la copla, el beso de las Sirenas es fatal. Pero es imposible resistir la tentación.
Algunos camioneros audaces se atan con cadenas al volante de sus vehículos y pasan por la calle Sanabria para poder ver y escuchar este prodigio.
Por eso es que hay en esta zona muchísimos accidentes de tránsito

1 comentario:

  1. es del Libro del Fantasma no?
    me viene a la mente la ilustración pero no recuerdo bien >.<

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...