martes, 26 de octubre de 2010

siete errores y una musica

Despues del entierro,tomé el colectivo y fui para el barrio de la Sirena.
El colectivo me dejó en la esquina, y si bien parecia un dia cualquiera todo estaba recubierto por una patina irreal.
Manoteando en mi bolso intente vanamente encontrar las llaves del ph de la mujer pescado que ahora yacia en el camposanto (mas mujer, nada pescado, pero volviendose la carne carroña y ella angel o espiritu o nada)
Como en las sagas heroicas supe  que para avanzar tenia que pasar una prueba y  parte de ella era descubrir donde habia un enigma
 Intuí que como en una viñeta de viejos diarios  debia hallar los siete errores del escenario. De lograr encontrarlos se  demostraria no mi pericia, si no mas bien  que yo era digna, casi estoy tentada a decir buena persona.
Puse mis sentidos a trabajar, mi habilidad sensoriomotriz a prueba.(sabía sin embargo que no se trataba de eso, se trataba de algo moral)
A ver. 

uno: un buzón rojo
dos: un cartelito de lata pintado a mano en un poste "pica pica picapedrero, bajada de cordon"
tres: un sol de diciembre en octubre
cuatro: en la ochava, un almacen de antes
cinco: tres niñas jugando al elastico
seis: una pareja magreandose
siete: olor a naranjas dulces, una obsenidad  de olores citricos.

Cuando pasé la proeza de encontrar los errores manotie nuevamente el bolso y di con la llave de la casa de la sirena muerta, mi amiga. Me acerque al pasillo de las puertas de lata y los macetones de malvón.
Se escuchaba esta musica. El rengo estaba apoyado en la pared fumando sus particulares 30 y escuchando con los ojos cerrados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...