miércoles, 9 de enero de 2019

mi muelita, mi sangre

se sabe que las mujeres no tenemos tabú con la sangre.
Nacemos .-como todos los mortales-enchastrados con la sangre materna.
Pero eso sigue. Nos hacen agujeros en las orejas y una pequeña sangre mancha la aguja. Luego la sangre de los raspones, que aprendemos a chupar y vemos que tiene un gusto a hierro y a dulce, un olor inconfundible Y pocos años despues esa sangre manchará nuestros calzones y tendremos que aprender a "gestionar" nuestra higiene.  Porque el problema persistirá un mes y otro y otro y otro.
Incluso se dice que te sale sangre cuando tenes sexo por primera vez. No me consta, pero ese es el temor, desangrarse.
Pero antes de que esa sangre desaparezca de nuestras vida  pariremos -si así esta escrito- con dolor y con sangre a los hijos
Mas alla de la sangre de la cocina, limpiar sesos, cortar higado todas cosas que de automaticas no dan horror sino que se hacen como rutina. Es mas, nuestras abuelas mataban gallinas, y las ponian cuello abajo para que se desangraran y no hacian de ello épica

hoy me sacaron una muela: Se movia demasiado. Y me pusieron una gasa, que se ensangrentó enseguida. , y luego otra y otra. Cuando escupí en la bacha del dentista, donde salia agua todo el tiempo, una sangrita rosa se atraveso en el chorro de agua.
Estuve pensando en sangre. Y en la sangre de mi vida.
me parece que hay algo asqueroso en este post, sepan perdonar.
bueno, le jugaré al numero correspondiente, que no se cual es. Estoy aturdida por el dolor  y por la perdida de una muela. Me siento como si me hubieran cortado una falange, chiquita y poco util, casi invisible, como por ej un pedacito de dedo anular del pie izquierdo ¿quien lo notará?
Nadie.

Recien averigué. El 18 es la sangre.



5 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

La medicina ha ido avanzando en dejae atŕas lo sangriento, metodos como sanguijuelas. Pero la odontogia sigue usando métodos violentos.
Saludos.

vodka dijo...

no fue muy violento, porque empezó con inyecciones (el dolor de las inyecciones en la encía, bueno,una forma de violencia) y casi ni vi sangre. Pero yo sabía el torrente que se ocultaba tras el trato decoroso y agradable de mi odontólogo.

Moscón dijo...

Todavía está en pañales la investigación, resulta que las madres se quedan con un poquito de ADN de sus hijos en sus cuerpos vía sanguínea.
O sea que por el resto de sus vidas llevarán un souvenir biológico de su descendencia.

vodka dijo...

Me gustó mucho saberlo, Ale.

Frodo dijo...

Y me hiciste pensar en el grito de los niños (no se si todavía lo usan) en el juego de las escondidas, "¡Saangreee! ¡Saangreee!" Cuando tienen que denunciar el error del buscador al mencionar a un jugador escondido que no es tal

Beso!

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo