viernes, 28 de octubre de 2016

reflotando un poema viejo con el agregado del gran Boleto,


no se si el poema trata de que no sabemos si estamos vivas o muertas hasta que nos miren bien como el gato de Schrodinger , o si surcamos los cielos como el valiente Boleto.
en definitiva, se trata de nuestra vulnerabilidad.



el gato de schrodinger en un pequeño poema.


como un pequeño hombre bala
de un circo de suburbios
en las cartas que te mando
surco el espacio.
desgarro la barrera del sonido,
las convenciones,
el sentido común.
Se me rompe el uniforme, 
el tiempo explota con un chasquido
Y cuando estoy en el aire, 
soy el gato de schrödinger.


4 comentarios:

  1. recuerdo este poema y que me gustó muchísimo desde la primera vez que lo leí.

    ResponderEliminar
  2. Muy inspirado el poema. Y original por incluir a ese famoso gato en algo poetico.
    Me parece que Sheldon Cooper lo explicó mal-
    Yo encontré una explicación mejor, que incluí en alguna historia de la mujer felina, que luego sería conocida como Duality,}

    http://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com.ar/2013/08/este-jueves-un-relato.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. gracias... soy como un gato: caliente y caotico. Por eso lo mas probable es que esté muerta.

    ResponderEliminar
  4. Volando siempre se llega más lejos.
    O golpeamos más fuerte contra una pared.
    Lo mismo da.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...