martes, 18 de octubre de 2016

La marcha de mañana por las mujeres asesinadas por varones que creen que son sus dueños.

No soy una gran feminista, pero soy mina. Muchas de las cosas que se cuentan en este relato de la Revista Anfibia, de la UnSAM, me han pasado. Otras no. He vivido mi condición de mujer con mas alegría que pesar o miedo.
Claro que cuando era nena el almacenero con la excusa de hacer elegir un queso, me levantó y me apoyó, claro que he sentido miedo a algunas amenazas,
Pero mas allá de lo que me pasa a mi con ser mujer, me tengo que solidarizar con cada hermana muerta por que el tipo que le toco en suerte pensó que ella era un adorno, y la mató por que era suya.
Mi humilde aporte a la movilización de mañana es replicar esta nota

http://www.revistaanfibia.com/ensayo/como-convertirte-en-fe . . .

3 comentarios:

  1. Muy bueno. Muchos ejemplos lamentablemente me recordaron historias de conocidas.
    Un beso Nilda!

    ResponderEliminar
  2. fui a la marcha ayer, sola, pero había muchas hermanas mias, las mujeres.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...