domingo, 23 de octubre de 2016

cobain

Hay un poema de Costantini sobre Gardel que es tan bello que duele. Hoy se me ocurre que podria cambiarle dos palabritas  (perdon Costantini) y le vendria maravilloso a Cobain.
 Resultado de imagen para kurt cobain sonriendo

Para mí, lo inventamos
seguramente fue una tarde de domingo,
con mate,
con recuerdos,
con tristeza,
con bailables bajito en la radio,
después de los partidos.

Seguramente nos dolía una foto en la pared,
algún no tengo ganas,
algún libro.

Yo creo que andaríamos así,
sonsos de aburrimiento,
solitariando viejos para qués,
sin mujer o sin plata,
y desabridos.

Seguramente nos sentimos de golpe
terriblemente solos,
muy huérfanos, muy niños.
Tal vez tocamos fondo.
Tal vez alguien pensó en el amasijo.

Entonces, que sé yo,
nos pasó algo rarísimo.
Nos vino como un ángel desde adentro,
nos pusimos proféticos,
nos despertamos bíblicos.
Miramos hacia las telarañas del techo,
nos dijimos:

"Hagamos pues un Dios a semejanza
de lo que quisimos ser y no pudimos.
Démosle lo mejor,
lo más sueño y más pájaro
de nosotros mismos.
Inventémosle un nombre, una sonrisa,
una voz que perdure por los siglos,
un plantarse en el mundo, lindo, fácil
como pasándole ases al destino."

Y claro, lo deseamos
y vino.
y nos salió rubio, glorioso, hermoso como una estrella
eterno como un Dios o como un disco.
Se entreabrieron los cielos de costado
y su voz nos cantaba:
Hello, hello, hello, how low

Eran como las seis,
esa hora en que empiezan los bailables
y ya acabaron todos los partidos.

4 comentarios:

  1. El primer acercamiento que tengo a Costantini, nunca lo leí.
    Muy acertado publicar esto un domingo. Muy bello.
    Perdón mi ignorancia, pero ¿el poema original dice "morocho" no?

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. claro, decia morocho y tambien que cantaba "mi buenos aires querido". Falta de respeto lo mio, pero con cariño. Uno de los libros que mas me gustan es De dioses, hombrecitos y policias, una novela que Costantini escribio en su exilio cubano por la dictadura. Algun parrafo acá.

    "Hombrecitos, carajo, conocedores de la muerte, desesperados inventores de parodias de vida, desesperados inventores de juguetes inútiles: el perfil coloreado de una mano en la piedra, una máscara, un dolmen, la Biblia, el Taj-Mahal, un enanito de jardín, los versos de la señora de Giannello, todo lo mismo, siempre, siempre lo mismo, voces chivando en el desierto, hermanos, angurria de no morir del todo, y bueno"

    ResponderEliminar
  3. Me parece que respetuoso adaptar algo así para Cobain (hubo otro Cobain, en el tango). El homenajeado lo merece.
    Interesante entrada.

    ResponderEliminar
  4. creo que era Cobian, jajaj. Me crie escuchando tango.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...