miércoles, 29 de mayo de 2013

sueños efectivamente soñados: va a caer una lluvia muy fuerte. Yo no tengo miedo.

Las personas temìan que llegara el fin del mundo. En el sueño aparecía la frase "apocalipsis zombie" porque la empleo en la vigilia muy a menudo. Pero era otra cosa, el apocalipsis a seca, la tormenta perfecta, la ira de dios, algo con el clima. El fin del mundo, pero solo como un dia de mal tiempo, un poco furioso, con la gente muy asustada. Ya no habia colectivos (no es raro que soñara eso, sabia del paro, estaba preocupada por que en un rato tengo que ir a La Plata) y las personas se cobijaban en sus casas. Yo tenìa la certeza de que nada iba a pasar, queria tranquilizar -tibiamente- a los vecinos. Pero habìa decidido ir a comprar pan. Camino con dificultad las tres cuadras que me separan del negocio, me cruzo con gente que reza junta, con pocos colectivos. La tormenta arrecia y yo camino muy despacio. Me ofrecen una especie de pan lactal, artesanal, oloroso a recien horneado y vuelvo a casa.
Corte
Me veo bajando una escalera de un enorme edificio que es un museo, algo parecido al congreso. La escalera es sumamente empinada, temo derrapar y caerme, creo que voy a caer. Cargo junto a mi esposo algo que no se si es un chapon enorme o un vidrio. Pero es fragil. Si trastabillo nos caeremos y yo se qeu soy muy torpe. Y tengo que llegar a casa, para salvar eso. Miro los escalones, me dan un poco de vertigo. ¡tan empinados! . El chapon es enorme. Igual estamos juntos. Se lo digo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...