domingo, 26 de mayo de 2013

A las 8 vuelve a la casa Lori Lemaris.

El la quiere, aunque esta en silla de ruedas. Pobrecilla. Pero no tanto. Es inteligente, tiene humor. Està enamorada de èl. Son cosas de la secundaria. Pero ella a las 8 deja todo y se vuelve a la casa.
Clark Kent investiga y se da cuenta que Lori Lemaris  es una sirena. Oculta su cola caudal bajo una frazada en la silla de ruedas. Ella sabìa de movida que él era Superman, lo de Kripton, todo. Es que las sirenas tienen el don (o la maldiciòn) de la telepatìa. Lo se, porque yo soy una.
Igual, entre un tipo extraterrestre y una mina con cola de pescado, no iba a poder ser.
No crean que Lori Lemaris le mentìa de gusto. Si no volvia al mar, se moría. Ya lo dije, de movida no iba a poder ser.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...