SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


martes, 22 de mayo de 2012

el puto infinito

En el medio de la oscuridad de la noche, en la cama, abrigada y a salvo tuve la intuición de que, como especie, somos decoradores del vacío. Se nos dio por inventar la luz eléctrica y antes las farolas de gas y vaya saber cuantas cosa retrocediendo hasta llegar al fuego.
Es que no soportamos la vastedad de la tierra y decoramos el espacio, y para engañarnos lo acotamos con paredes y bajamos el cielo raso de la inmensidad del infinito con techos de casas o de cuevas.
somos los creadores de paredes, tenemos el mal de la agorafobia.
Somos lo contrario de las manadas que deambulaban por la tierra, nomades.
aves de corral, eso somos.
La lluvia y los truenos y el malo que nos amenaza quedan por fuera de nuestras noches de crucifijo y sabanas de holanda o de polyester.. Eso creemos
La arquitectura es una puesta en escena, estamos en el desierto, como en esas peliculas donde vas por la 66 llegando a la nada.
Yo siento el olor del depredador, pero me doy vuelta en la cama y toco con mi pie el alma que duerme a mi lado, y quiero olvidarme.
Pensar que todo es domestico, que no somos lobos esteparios yirando por la tierra, buscando comida. Pensar en que estamos a salvo, que hicimos ciudades, pasillos, barandas a los rios, a las escaleras, muros, canalizamos la inmensidad para buscarle continente a lo infinito, y no darnos cuentas que nada nos contiene en esta vastedad donde al planeta le sigue el sistema solar y a este una inmensidad que me produce arcadas. Y nosotros, poniendo tejidos en los balcones para no caer..
Las ciudades son una mentira, los poblados, las casas de la playa.
La gran mentira es el dinero. Papel de mierda, no te salva del desamor, del cancer, no te lo podes comer, no sacia tu sed.
Estamos parados sobre salinas, sobre roca dura, sobre tierra mojada por rios subterraneos, y embaldosamos con el unico objetivo de simular que domamos  la realidad.
Sabido es que la ropa nace para hacer algo con nuestra desnudez, pero hay momentos en que sería sabio saber andar desnudos como los alucinados.
En el medio de la nada, en pelotas, silabeando en soledad y entre otros  muñecos de paja, en el decorado de una obra de teatro que a nadie interesa, en un teatro vacio.

3 comentarios:

  1. Como embalsamándose para un futuro de cotillón.

    ResponderEliminar
  2. "...somos los creadores de paredes.."

    Muchísimas veces me puse a pensar en eso,en realidad en todo lo que escribiste,y no me queda otra sensación horrenda que la de un INMENSO vacío,el vacío de que todo es por nada,o mejor dicho,para llevarnos NADA!!!

    P.D.:El Domingo ví por enésima vez 'ETERNO RESPLANDOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS' y me quedé tildada pensando en esa estúpida ambición de destruir todo que llevamos a cuestas...

    No sé,no creo poder ser clara,por ahí tantos días grises me opacaron... :S

    BESOS FINITOS
    Lo único certero es que después de ver la peli,llegué a mi casa y tuve el único impulso de volver a tener tu libro conmigo porque tus palabras me hacen un 'ruido' de los lindos... :D

    ResponderEliminar
  3. gabulinda, somos creadores de paredes y tambien de sonrisas. Yo tambien vi en la tele esa pelicula el domingo y me imagino lo que es vivir en medio de la locura. Y vivir.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...