Sin vos

Estoy perdida en esta calle. Todo era familiar, hasta que empece a desconocer los frentes. Y el barrio me resulto una condenada ciudad ajena, donde tuve la iluminacion de saber que esos portales cerrados eran falsas entradas: una vez franqueados, te ponian frente a la verdadera puerta de ingreso a una cripta, un mausoleo, una tumba,a una casa de morirse, con esos desagradables manteles blancos calados y bordados que alguna vez fueron blancos y almidonados pero que en su misma blancura avisan de la amarillez que guardan en si, doblados en la punta, manteles de altares de muertos, y casas de muertos en cementerios vacios como este barrio,todo gris, como la piedra gris de las edificaciones del cementerio de avellaneda. En el aire tormentoso hay olor a calas.
A flores de muerto, los claveles, por ejemplo. Las flores de muerto tapan y duplican el olor de la muerte tapado con formol y liquidos aceitosos y yo perdida en esta calle. Preguntaria a alguien como volver pero no se donde volver, los numeros de colectivos me son ajenos, las puntas de cabecera (nunca escuche hablar de Parada Estornino, de Estacion Belleneuve). Camino y me miro los pies y no son los mios, juro que no lo son. Me hacen caminar pero esos no son mis pies, no conozco las sandalias franciscanas de cuerina que tengo puestas. Jamas me hubiera calzado algo semejante. Acudo al viejo truco de abrir la boca y escuchar mi voz para tranquilizarme, cantar algo en voz baja, algo familiar, para saber que yo estoy ahi, pero me sale un graznido de pajaro, agudo, punzante.
Tengo puesto un delantal de vieja, gris, con dos grandes bolsillos. Meto la mano en uno y hay un mendrugo de pan. Yo jamas hubiera dicho mendrugo si no tuviera la mente tomada. Hubiera dicho un cacho,un pedazo, jamas un mendrugo, palabra que solo debo haber leido alguna vez en alguna mala traduccion de la editorial Thor, jamas alguien humano alguno pronuncio en la tierra mia la palabra mendrugo.
Y entonces solo me resta quedarme quieta y llorar aca, la gente se acerca, la gente que sale toda junta de las criptas se me acerca, habla en un idioma que no entiendo, esto debe ser una ambulancia, pero es verde, tiene una cosa roja que da vuelta, y mientras suben a la vieja de delantal,que piensa mis pensamientos y grazna como un pajaro agarrada a un mendrugo de pan, yo sin cuerpo,quedo perdida para siempre siendo solo nada, sin voz.
sin vos, quiero decir.

Comentarios

  1. jodido mal de amores te agarraste. con suerte, dentro de siete años ya no sentís nada.

    ResponderEliminar
  2. me duele solo cuando me rio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

Entradas populares de este blog

nosotros, los normales.

Erotica 2

literatura negra.