jueves, 11 de octubre de 2018

rituales de iniciación.


Con mucho temor, (tendría 11) al volver de estudiar guitarra hubo un paro de colectivos y caminé las 11 cuadras hasta mi casa. No era lo acordado.
La primera película prohibida que vi, para menores de 18. Yo era aun virgen y el culo de Alain Delon fulguraba desde La Piscina.
No recuerdo el primer telo  ¿tan poca importancia tuvo aquel rito? Debería, pero el tiempo borro su huella.
Ritos iniciáticos. Un beso de Abel en  séptimo grado. Un beso de Sergio en tercer año. Ninguno de los dos fue mi novio, esos besos no encajan en ningún lado, tal vez por eso los recuerdo. Pintarme los ojos en la paradas del 32 M . Enrollarme la horrible pollera marron de las hermanas educacionistas franciscanas a los 14, ir a constitución con amigos y dar vuelta en la calesita sabiendo que ya no era una niña.
Ritos inciaticos: siempre recordaré esa rateada a Vicente Lopez con Gustavo y Barrachino, cuando abajo del uniforme del Estrada tenia la biquini. Llegamos y nos tuvimos que volver, de lejos que quedaba.
Mi primer viaje en avión, a Bariloche, en luna de miel. Mi noche de boda como señora en un hotel de Constitución que entonces tenia glamour y ahora no. Un viaje en tren, ya mayor, sola, por la pampa hacia Mar del  Plata, en medio de truenos y tormenta. Mi primera vez en la pileta de la cocina de la calle lavallol bañando a mi recién nacida hija.  El primer parto, la primera vez que escuché un teorico en la facultad, el baile en la sala salud –una terraza, un verano, un chico que se llamaba Anibal y del que aun recuerdo la cara
Ritos iniciáticos: el dia que le pusieron los stend a Jorge y yo estaba sola ahí, y pensaba cuan solo se debía sentir él. La noche en que estuve en la unidad coronaria con un diagnostico presuntivo de infarto. EL primer dia de jubilada .La vez que le hice conocer el mar a mi pequeño hijo Julian y confundió la espuma con la nieve. Ritos inicaticos: el primer cumpleaños de quince al que fui, cuando aun tenia 12. Una vez que asistí a mi madre, hace ya muchísimos años, como si yo fuera la madre y ella la hija, cuando todavía no era ella tan vieja y yo tampoco.
Ritos iniciáticos: el primer recital después de la dictadura, la primera vez que me vestí de largo, una tarde en Nahuel Ruca.La primera menstruación y la ultima.
El primer viaje al extranjero a Brasil, antes de tener hijos, el viaje a Europa, bajando en Roma y diciendo en la estación de Términi : diez boletos de subte, por cortesia. (pero en italiano). 

El primer dia de trabajo en una gestoría de Palermo , donde la pasé tan mal. El primer día de directora de escuela, algunas infinitos rituales de iniciación a cada paso.

2 comentarios:

  1. Guau, como las primeras veces nos marcan la memoria. Hermosa forma de ir relatando la vida porque (no soy el primero que lo dice) los pequeños detalles son los que la hacen hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Ivan, nuevo lector de este blog, tan personal, tan querido, tan innecesario.

      Eliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...