SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


miércoles, 7 de junio de 2017

un texto olvidado de 2010

Ella venía de una familia de floristas,que habían llevado adelante un negocio grande, en la avenida, con rosas frescas todo el año, y bouquets para las novias y claveles para los aniversarios.

Como las estudios fotograficos, donde posaron antiguos niños, novios y comuniones, las florerias habían desaparecido, y ahora solo hacían coronas, y cada vez menos, porque hasta los velorios eran low mode.

Cortar alambre, forrarlo para disimular, elegir las flores de acuerdo a la barata del mercado, un poco mustias, pero que no se notara,  para que dejara ganancia, pegar letras doradas  en la banderola violeta, tu amado esposo, tus cuñados, los amigos del club, Socerane y Cia., el club de Leones.

El olor a las flores era un tufo que llevaba pegado al cuerpo y cuando llegaba a la casa, ella se bañaba como quien trabaja en el burguer king.  No quería oler a flores de muerto como el pibe del burguer no quiere oler a hamburguesas.

Entonces abre la ducha y el agua corre, se refriega fuerte el olor a gladiolos que lleva en la axila, el olor a lilium que le rezuma por entre los dedos, se trata de sacar el verde que otorga seriedad y confianza a los arreglos, se huele, se mete los dedos en los agujeros de la oreja, atras de la oreja, de cada oreja , del ombligo, empieza a repasar la limpieza el pubis que sigue oliendo a flores podridas,  se mete los dedos, Orquidea dicen, orquidea abierta, se mete los dedos para ver si hay olor a flores.

 Se pasa jabón hasta que se saca el olor a orquídeas, se acaricia hasta que no tiene mas olor a muerto.

Resultado de imagen para maplethorpe flores

3 comentarios:

  1. Tremendo! ¿cómo es que había quedado en el olvido?
    Tenés para escribir un libro de cuentos eróticos me parece ¿Cuántos tenés?

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. casi no tuvo lectores . Por eso le di una segunda oportunidad.
    te parece? Pero no puedo escribir erotica porque le tengo miedo a derrapar en el mal gusto. Y eso sería imperdonable.
    hay cosas que no se como decirlas, jajajaj

    ResponderEliminar
  3. La tradición derivó en algo que no le gusta.
    Interesante la minuciosidad, el detallismo en que describís el baño de la florista.
    Los cuentos eróticos que has escrito están bien escritos, podrías reunirlos en un libro, aunque no sea el tema exclusivo.
    Lo que contás al final, me pasa lo mismo a mí. Y con la historieta, hay cosas que no sé como dibujarlas. O como darlas a entender que pasan.

    Saludos

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...