hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

viernes, 2 de junio de 2017

el leguaje de la erotica.

No vamos a andar hablando en giglíco (el lenguaje inventado de Rayuela) para construir una escena erotica en la realidad.
Solo que las palabras que se usan (si uno no está en silencio) quieren decir otra cosa, que lo quieren decir por fuera de lo sexual. Tienen algo infantil en el sentido del juego. Yo leí giglico en Oliverio Girondo (aunque no lo llamara asi) y me da ganas, porque hace frio y porque volvi a escuchar esto ayer en la tele, de poner el capitulo 68 de Rayuela para que les caliente las manos

Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las anillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.

8 comentarios:

  1. igual cortazar, que era un caballero de otra epoca alguna vez se quejó de no haber podido escribir la palabra concha, ni cuando la hubiera necesitado: Por eso se ve que tuvo que inventar el giglico.
    Cito textual
    En toda mi obra no eh sido capaz de escribir ni una sola vez la palabra "concha", que por lo menos en dos ocasiones me hizo mas falta que los cigarrillos.
    Miedo de ser verdaderamente lo que somos, pueblos tan eróticos como cualquiera, necesitados de una cabal integración en un dominio que este siglo ha liberado y situado prodigiosamente”

    ResponderEliminar
  2. http://www.juegosdepalabras.com/jitanjafora.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro Moscon, jitajanforas!!! si hasta yo he escrito alguna. https://sirenasahogadasenvodka.blogspot.com.ar/2010/04/jitajanforas.html

      Eliminar
  3. Que boludo Julio... Hay palabras que no se pueden suplantar...

    Lo que vos pusiste, inentendible! No pude entrar en el juego porque me parece un chiste largo... Y bue... Saludos 🙋...

    ResponderEliminar
  4. lo que yo puse y vos decis que te parecio un chiste largo es el capitulo 68 de rayuela. vos y mis lectores SABEN que yo no ando con tantas vueltas y a la erotica la escribo sin necesidad de usar giglico, me extrana!!!

    ResponderEliminar
  5. Cortazar ha sabido escribirr escenas eróticas sin necesidad del gligico. Recuerdo ese cuento en que el personaje se da vuelta y con asombro, toca agua. Y que la mujer con la que ha estado ha sido sacada del agua, demasiado tarde. Ese cuento tiene algo de erotismo.
    Incluso hay alguna escena de El sol desnudo, de Asimov, que contiene alguna escena de esas. Mundo anillo, de Larry Niven.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo ese capítulo, releí hace poco Rayuela.
    Qué lindo poder jugar como Cortázar, con palabras y los sonidos. Creo que es fundamental leer en voz alta ese capítulo.
    Tal vez la palabra concha en Rayuela hubiese sido aplicable a Pola o tal vez a la linyera Emmanuele
    Beso!

    ResponderEliminar
  7. la palabra concha la puede usar cualquiera.
    concha, concha concha
    ¿ves frodo? no pasa nada.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...