martes, 6 de junio de 2017

como se ganan las puertas del cielo?

Ayer fuí por primera vez al teatro Colón. No es que no se me hubiera ocurrido antes, es que es caro.
Había ido a tomar café varias veces porque por la entrada de Tucuman hay acceso a baños y a un pequeño café. Y diez años fui a la analista en esa zona, y usaba ese baño y varias veces ese café.
Pero esta vez me invitaron con entrada gratis a ver algo que no elegí pero no resulto mal del todo. Al principio una orquesta de arabes y judios, de una universidad de Haifa que me aburrio un poco (sonaba bien, sin embargo esa música no me decía nada) y despues un chico ciego que es muy entonado, Nahuel Penisi, que cantó una de Fandermole, que a mi me emociona especialmente. Y como cierre mas de 200 coreutas entonando la misa criolla, con el pibe Penisi. Suena potente el charango en el colón.
Yo me colgaba mirando los frescos de Soldi en el techo, contando los cinco pisos de palcos, las cortinas de damasco que parecian pintadas y no verdaderas, pensando en las cosas que habrán pasado en los reservados atras de cada palco, mi cabeza iba de acá para allá, fijandose en que algunas lamparitas faltaban (es verdad, no muchas) en los apliques de los costados, pero en un momento un musulman que hablaba (era un encuentro ecumenico cristiano/judio/musulman) dice que este es el mes del Ramadan, el mes en que se abren las puertas del cielo.
Ahi pensé en que si las puertas del cielo están abiertas, todos los justos (inclusive los que no creemos) seremos recibidos. Me encanta la expresión "puertas del cielo", ya sabemos que es un cuento de cortazar (bastante canalla y elitista) pero ademas siempre pienso que en el día que uno cumple años se abren las puertas del cielo (no se por que pienso esto)
Ojala estuvieran abiertas para recibir a la sobrina de mi amigo José Luis, muerta recientemente, ya no en un accidente de autos, sino por la acción criminal de un borracho que se la llevo puesta.Su lugar era acá, su vida fue segada sin una puta razón, y su familia no tiene consuelo.
Ellos hacen una marcha, por ahi, nosotros, los que queremos justos, nos demos una vuelta. Y los que creen, pueden hacer una oración a su memoria.


3 comentarios:

  1. Yo soy librepensador, más bien politeista y con una cierta admiración por el gnosticismo.
    Me gusta la idea de un cielo diseñado por artistas, algo para que esté abierto.

    Pensé en ese cuento, cuando leí el título de la entrada. Me parece que el elitista es Hardoy, el abogado que es el narrador personaje.

    Esos hechos indignan, me indignan.
    Recuerdo cuando fue atropellado el guitarrista de Massacre, junto con su novia, que no sobrevivió. Debe de ser duro ser el sobreviviente, más allá de las palabras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nilda, te lo agradezco de todo corazón... Nos vemos el viernes entonces, abrazo grande grande...

    ResponderEliminar
  3. La sobrina de JLO, estoy todavía más indignado.
    Y le envío un abrazo solidario.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...