lunes, 14 de noviembre de 2016

Eleanor Rigby




La novia entró risas en la cara
relucian sus dientes
y el calor le amargaba las flores de la mano
Todo era apuro, tráfico de gente
que venía a saludar
en el atrio 
de una iglesia laica
La ceremonia como una vuelta de calesita
y  extras vestidos de domingo
bolsitas de arroz
para cerrar el trato
Fui esa novia
preocupada por detalles insignificantes
un noviembre ya lejano
con algunos muertos en la foto
y otros de los que no supe mas nada
Por suerte no llevaba sombrero
ni cosas en el pelo
tal vez unos aros
-mentira, los recuerdo perfectamente
eran de miga de pan
teñida de azul-

No hablo de él
¿que habrá pensado?

Soy la que saca la foto  
tanto tiempo después
Tiro flashes al vacío
y me vuelvo invisible
Todos sonríen y ponen caras
para ese momento
que se guardará en un archivo
sin volverse papel

Cuando la gente se vaya
y quede arroz en el piso
seré Eleanor Rigby
 juntandolo del suelo

Con eso haré un guiso
que conseguirá que termine

el hambre del planeta. 

2 comentarios:

  1. viste Daniel? y eso tan psicodélico de Submarino Amarillo, que aún hoy, tanto despues, asombra con su ambiguedad.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...