sábado, 24 de septiembre de 2016

NAKED CITY

Las calles de La Boca seguían teniendo subidas y bajadas, imposibles para la cantidad insoportable de viejos con bastón y madres con carrito de esta nueva centuria, veredas muy altas de cuando la sudestada arreciaba las cañerías y el río se metía en las casas llevando el lustre de las patas de las mesas, y entonces, los chicos se calzaban las botas de lluvia para andar por el pasillo de macetas con malvones. 


El invierno me avisaba despacito que se iba, con timidez, como si hubiera mentido tanto que sabía que yo no le podía creer: Un sol iba y venía por la vereda.

Ella estaba sentada no había sacado una silla, ni un banquito, ni siquiera esa era su casa. Estaba sentada en una vereda ajena, pero todas las calles son nuestras, cuando las tomamos, así, a lo guapo, y como una patrona se había quedado sobre la escalerita de cinco descansos que llevaba a los adoquines. Leía un libro, para pasar el tiempo.

No era una calle de gran transito, pero cuando alguien la miraba simulaba esperar el colectivo. Un poquito nomas, no hacia espamentos de tomarlo cuando se acercaba, ni falta hacía Era parte del paisaje, no desentonaba,  Era una con el paisaje.

Cuando el llegó, de lejos lo vio venir, con la piel antes que con los ojos,A veces las personas somos reptiles y tenemos órganos de los cuales ni siquiera sospechamos su existencia. Vamos a contramano de lo que las hormonas tienen que hacer, los remedios hacen otra cosa que lo prescripto. Animales de dios, obedecemos a instintos rantes que la educación ha tapado con su tierra, pero están ahi, asechan. Nos hacen mejores.O asesinos o amantes. 
El estaba de gris. Venía por la vereda elevada y  como ella no tenia puesto los  anteojos hizo esfuerzos por distinguirlo, para que sus ganas no la confundieran, como cuando esperas que suene el teléfono y a cada rato alucinas su canto. Antes de  las cuatro veredas que los separaban, parece que él se dio cuenta. "si, soy yo", le dijo, A ella le dio verguenza.

¿que estaría pensando él?¡ Que misterio que eso nos ven los otros! Nos tendríamos que desentender de una vez por todas e invitar a jugar como hacian los pibes en tiempos donde las veredas se colonizaban a las tardes¿dale que vos sos mi novio y entramos por ese pasillo y todos nos aplauden?
¿Dale que asaltamos un banco y subimos a la escalerita y es un barco que se va a polonia?¿dale, vos haces que me queres y yo que soy la mas linda de todas?

Si hubiera sido una comedia romántica el sol hubiera iluminado a pleno la escena. Pero la vida es mas simple, no necesita escenografía, con esos pequeños temblores se monta una verdad, provisoria como todas.

Las personas se encuentran y se desencuentran. Supo haber una   series americanas en la televisión de los sesenta que empezaba diciendo  "Hay ocho millones de historias en la ciudad desnuda"

Ellos se fueron juntos. 
Por ahi merecen un cuento. No me da el corazon para escribirlo.Tal vez uno de uds. pueda. 

2 comentarios:

  1. Linda historia de encuentro, pero con mucho de desencuentro nostálgico. Nunca vi naked City ¿dale que soy un extraterrestre?

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. no, creo que si no tenes cerca de 60 imposible. Yo ni lo veia porque era "de grandes" cuando era chica, solo los avances...

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...