SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


domingo, 7 de agosto de 2016

Consejos de la oruga para cuando estamos confusos por cambiar de tamaño o por cualquier otra cosa (sirve para muchas cosas)


Durante un rato, Alicia y la oruga se miraron en silencio, hasta que, la oruga se quitó la pipa de los labios y le habló con voz lánguida y somnolienta.
—¿Quién sos?
No era una manera agradable de empezar a hablar. Alicia respondió, más bien tímidamente:
—Casi..., casi no lo sé, señora. Hasta el momento..., al menos, yo sé quién era cuando desperté esta mañana, pero me parece que he tenido muchos cambios desde entonces.
—¿Qué querés decir? —repuso severamente la oruga—. Explícate.
—No se lo puedo decir mas claramente,  señora —dijo Alicia muy amablemente—, porque, para empezar, yo misma no lo entiendo. Esto de tener tantos tamaños diferentes en un solo día resulta confuso.
—Nada de eso —repuso la oruga.
—Bueno, quizá a ud. no le pase, todavía —observó Alicia—, pero cuando tenga que convertirse en crisálida, como le pasará un día, como usted sabe, y luego se transforme en mariposa, creo que se sentirá un poco rara, ¿no le parece?
—En absoluto —contestó la oruga.
—Es posible,que a ud. le pase diferente —agregó Alicia—. Lo único que sé es que a mí me parece muy raro.
—¡A vos! —dijo altivamente la oruga—. ¿Quién sos?
Eso era volver al principio. Alicia se sentía irritada con las bruscas observaciones de la oruga, hasta que se resolvió a hablarle muy seriamente.
—Estoy por creer que  debe presentarse primero —dijo.
—¿Por qué? —respondió la oruga.
Como no pudo pensar en ninguna razón lógica, y la oruga era desagradable, la muchacha decidió darse media vuelta e irse.
—¡Volve! —gritó la oruga llamándola—. ¡Tengo una cosa que decirte!
Esto sonaba ciertamente como algo prometedor, así es que Alicia volvió.
—Calmate —aconsejó la oruga.
—¿Eso es todo? — preguntó Alicia, tragando su ira 
—No —repuso la oruga.
Alicia pensó que tal vez lo mejor sería esperar, porque  no tenía otra cosa que hacer, y, después de todo, quizás la oruga podía decirle algo que mereciera la pena.Durante algunos minutos el gusano echó bocanadas de humo, sin decir una palabra, pero finalmente se quitó la pipa de la boca, se cruzó de brazos y dijo:
—¿Conque crees que has cambiado, eh?
—Temo que sí, señora —repuso Alicia—. No puedo recordar las cosas como antes y, además, no conservo la misma estatura ni por diez minutos seguidos.
—¿No puedes recordar qué cosa? —volvió a preguntar la oruga.
—Pues, he tratado de recordar la poesía que dice: "¡Cómo se afana la abejita!"; pero me ha salido no sé qué de un cocodrilo —repuso Alicia con voz llena de tristeza.—Temo que sí, señora —repuso Alicia—. No puedo recordar las cosas como antes y, además, no conservo la misma estatura ni por diez minutos seguidos.
...
—¿De qué tamaño te gustaría ser? —
—Eso no me preocupa mayormente —contestó rápidamente Alicia—. Lo único que deseo es no cambiar tan a menudo, ¿me comprendes?
—Yo no comprendo nada —repuso la oruga.
Alicia prefirió no continuar hablando. Nunca en su vida le habían llevado tanto la contra, y se daba cuenta de que estaba perdiendo la paciencia.
—¿Estás contenta ahora? —preguntó la oruga.
—Bueno..., quisiera ser un poco más grande, señora ¡Esto de medir menos de diez centímetros resulta  una porqueria!
—¡Es una estatura muy razonable, sin embargo! —declaró la oruga con enojo, levantándose mientras hablaba y mostrando su propia talla.
—Pero yo no estoy acostumbrada a ella... —dijo Alicia con tono dolorido. Luego reflexionó para sus adentros:
"¡Cómo desearía que todas estas criaturas no se ofendieran con tanta facilidad!"
—Ya te acostumbrarás... —insistió la oruga, poniéndose de nuevo la pipa en la boca y echando bocanadas de humo.
Lewis Caroll (Capitulo 5 - Alicia en el país de las maravillas) 

3 comentarios:

  1. Todos los cambios generan confusión en mayor o menor medida... Y digo confusión para no decir miedo.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta las frases que subrayaste. Supongo que estarán con lápiz o birome en tu libro
    Te dejo algo que hice hace un tiempo sobre Alicia
    http://frodorock.blogspot.com.ar/2014/07/alicia-en-el-pais-del-rock-and-roll.html

    Un beso!

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...