sábado, 7 de febrero de 2015

estoy  convaleciente (operada) y asustada. Me sale jugo de naranja sintético, espeso de un agujero donde había una goma y ahora no hay nada, salvo esos líquidos que se me escurren.
No voy a morir.Mi cadaver canta y corre y espera volver a ser yo, adentro mio.

quique de lucio publica un poema de Calih Rodriguez que se llama sirena. Aca va. Acaba.


SIRENA

En ti revivieron todos mis delirios
Ya no fui cuerpo sino niño callado
deteniendo un mar que nace desde un sueño
Un cuento en raíces del alba
Que sólo tú finges los finales
Polen y sortilegio cayendo de tu abrazo.
Oh líquido de sal en los senos de los astros
Tu pálido ángel con piel brillante de espinas
Tú mi sed de gloria y mi oasis artificial
De cuerpo púbico en un huerto de encías
Tú mi Cleopatra que lames mi condena
En jaulas de oro y cirios de errores antiguos.
Que tus piernas/escamas señalen mi norte acuático
Y mi final quebrado de tierra
Tú reflejada y sola en un espejo negro de algas
Donde entramos desnudos
al pecado para ser dioses.
Hay que leonar la calma
y animalizar el segundo de tu cuello.
Delirante serpiente cascabel
Que blasfema los senos recién nacidos
La noche vieja no sabe gemir como hembra
Cabellera que codicia el fuego de plomo de
una sábana antes mil veces no usada.
¿Cuántos amores muertos guardas en tu sexo?
¿Esto es solo vendimia de sudor hacia tu vientre?
O nacimos juntos en esta oscura procesión
De amantes que se arquean cuando sienten
La espuma de dardos brillar en su mirada.
Ahora eres mi más grande mito
Mi más antiguo rezo que to mismo desconozco.
Has hecho el amor con un cadáver
Amante lectora de Dante y de mi infierno
Acróbata del Kamasutra de espantosa acrobacia
-gimnastas ebrios-
¿Cuántos sexos has trisado
hasta llegar a mi último suspiro?
Ya no éramos sexos sino leyendas
Suaves bostezos en amaneceres lejanos
En ti las alas dejaron su mutismo
y goberné tu aliento desde el grito
Oh beso rastrillando quimeras
Oh cuerpo en ruinas de un resbalo de naipes.
Me perderé en el ínfimo caudal de tu secreto
-Fusil en las sienes-
destrocé mi mandíbula de cera como mar vencido
por cavar aullando el pozo
invertido de tus piernas;
nunca, nunca hay oro en las profundidades.-

1 comentario:

  1. Mirale el lado bueno, ¡no es jugo de tomate frío! Y ahora lo que queda es ir mejorando.
    Y después las Uropas!!!

    Decile al médico que te de un closidol, te da un ánimo ortopédico hermoso.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...